Un belén y muchos bares

Tomasa Pitel muestra uno de sus bollos turcos jerezanos. :: E. R./
Tomasa Pitel muestra uno de sus bollos turcos jerezanos. :: E. R.

Jerez de los Caballeros es una opción viajera para este puente

J. R. Alonso de la Torre
J. R. ALONSO DE LA TORRE

Hay que aprovechar este último puente de Navidad para acercarse a Jerez de los Caballeros. La ciudad merece la pena siempre, pero en estas fechas aún más por gracia de su fabuloso belén. Jerez es ciudad desde los tiempos de Carlos I, cuando el emperador le concedió el título de muy noble y muy leal por la ayuda económica que le prestó en sus guerras europeas.

Y es que Jerez de los Caballeros ha sido desde siempre una ciudad rica. Antiguamente, por su nobleza y su aristocracia; hoy, por sus empresarios, liderados por Ricardo Leal y Alfonso Gallardo, y con Martín García, que no es de Jerez, sino de Fuente de San Esteban (Salamanca), en su fábrica de jamones Montesano produciendo anualmente 400.000 paletas y jamones.

Ciudad desde hace 500 años y rica y emprendedora desde siempre, tiene su lógica que en Jerez se monte el belén bíblico de figuras de 13 centímetros más grande del mundo. Son más de 8.000 figuras, hubo que traerlo desde Arroyo de San Serván en camiones, porque se había ido allí la familia que lo tenía, y empiezan a montarlo en el mes de septiembre para que esté a punto en Navidades.

Lo bueno de la muy noble y muy leal ciudad de Jerez, que diría Carlos I, es que es muy entretenida, y eso lo decimos nosotros. Más allá de sus calles, sus plazas, sus palacios y sus magníficas iglesias, de las que ya hemos hablado varias veces en «Un país que nunca se acaba», Jerez tiene una oferta de bares y restaurantes tan variada como divertida.

Su atractivo hostelero es tanto que una novelista holandesa afincada en Jerez, Ellen Gerretzen, ha escrito la novela negra 'Heridas abiertas' donde los crímenes, el mundo del ibérico y los bares de Jerez protagonizan la trama. Ellen, por cierto, acaba de terminar su segunda novela negra, se titula 'Manzanilla', está ambientada en Sanlúcar de Barrameda y, aunque la trama esté centrada en el mundo de las bodegas sanluqueñas, vuelven a aparecer los jamones ibéricos de Jerez de los Caballeros.

'Heridas abiertas' es una guía de los bares tradicionales jerezanos, aunque en el libro aparezcan con otros nombres. Así, el bar Barba es el bar Bóveda en la novela, La Ermita se llama literariamente La Capilla, el Oasis es Las Palmeras, el Camioneros es Los Zumbaos y el inolvidable bar Cachipé recibe el novelesco nombre de La Posada, atendiendo a que en sus orígenes fue posada de postas donde los viajeros descansaban y cambiaban de caballo.

En la novela aparecen con otros nombres los bares Espíritu Santo, Convenencia, Aquilino, Currilitro, Celso o Círculo. Aunque el bar restaurante donde más intensa es la acción y más importancia tiene en la trama es El Comandante, que en la realidad se llama Kapi y queda en la plaza de España, junto a la iglesia de San Miguel.

En esa plaza se come muy bien en este Kapi y en el restaurante Fama La Calle, donde Alberto Cumplido prepara cocina de altura. De ambos restaurantes les hemos referido ya sus gracias con detalle. Aunque de todos los sitios para comer que hay en Jerez, el que más motiva es el Mijina, un bar sencillo de toda la vida, que abre a las cinco de la mañana para que los obreros de la siderurgia Gallardo tomen su primer café y los jóvenes culminen sus noches de marcha los fines de semana con unas migas. Luego, a mediodía, sus garbanzos son míticos y es lo que prueban, invitados por Alfonso Gallardo, los comerciales y empresarios de medio mundo cuando acuden a Jerez para cerrar negocios y pedidos.

Ya les hemos contado en esta página las gracias de restaurantes como El Oasis y el Hacienda Arroyo la Plata de La Bazana y tenemos que hablarles otro sábado más detenidamente de La Ermita y del Santa María. Como ven, Jerez está lleno de tentaciones. Caigan en una muy especial: compren un bollo turco en la pastelería Canela, junto a la plaza de España, y comprobarán que Jerez es ciudad muy noble, muy leal y muy entretenida.

 

Fotos

Vídeos