Badajoz suspende en la gestión de su basura y Cáceres aprueba por la mínima

Un hombre depositando botellas en un contenedor para vidrios. :: hoy/
Un hombre depositando botellas en un contenedor para vidrios. :: hoy

En los últimos cuatro años las dos ciudades han empeorado su gestión para reducir y reciclar sus residuos

Álvaro Rubio
ÁLVARO RUBIOCáceres

Badajoz y Cáceres no salen bien paradas en el último estudio realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sobre gestión de residuos. La capital pacense suspende y la cacereña aprueba por la mínima. Ambas obtienen peores resultados que hace cuatro años después de tener en cuenta aspectos como la información recibida por los vecinos para reciclar, la recogida de materia orgánica, así como de envases, papel, cartón y vidrio.

Mientras que Badajoz logra 48 puntos sobre cien, Cáceres alcanza los 51. Son calificaciones que sitúan a ambas capitales por debajo de la media nacional (53). Este mismo parámetro alcanzaba en el país los 56 puntos hace cuatro años y los 57 hace ocho. Son datos que ponen de manifiesto que en este tipo de cuestiones se está empeorando. Esa tendencia también se cumple en las ciudades extremeñas. Badajoz baja siete puntos y Cáceres ocho respecto a 2015.

En las dos capitales se quedan lejos de aprobar cuando se mide la satisfacción de los habitantes respecto a la información recibida para reducir, reutilizar y reciclar. Si en la capital cacereña obtienen 39 puntos en la pacense se quedan con 35.

La OCU defiende que se sancione a los que hagan caso omiso a las políticas de recogida

En los demás aspectos aprueban pero en ningún caso superan los 70 puntos. Esa calificación la obtiene Cáceres en recogida de envases y Badajoz en vidrio.

Con estos datos encima de la mesa, OCU denuncia que regiones como Extremadura se encuentran lejos de la media europea en materia de reciclaje, que se sitúa en el 47%. Las directrices de la Unión Europea obligan a que el 50% de todos los residuos municipales se reciclen en 2020 y que en 2035 se llegue al 65%. Por ahora, Extremadura está lejos de esas tasas y ronda el 40%.

Desde la OCU defienden que es necesario que las ciudades pongan en marcha otras iniciativas para motivar a la gente a que colaboren en la separación de residuos. «Es necesario valorar propuestas como fomentar el pago por envase vacío retornado, algo que ya sucede en otros países europeos y que el 78% de los encuestados ve con buenos ojos», destaca la organización. También abogan por sancionar a quienes hagan caso omiso a las políticas de recogida y promover incentivos económicos mediante la rebaja de impuestos o tasas municipales. Esa idea la apoyó el 77 % de los participantes de este estudio y ya se aplica en algunas ciudades como San Sebastián.

Precisamente en este informe es una ciudad vasca la que se sitúa la primera de la tabla. Bilbao ha sido valorada como la que mejor gestiona los residuos (74 puntos sobre 100), sumando cuatro puntos respecto al realizado en 2015. Le siguen muy de cerca Pamplona y Oviedo, con un 73 y un 71 respectivamente.

Una de las localidades que más ha mejorado desde el último estudio de recogida de residuos ha sido Toledo, que sube ocho puntos y esto le hace alcanzar los 59. El descenso más llamativo es el de La Coruña, que baja 13 puntos son respecto al estudio de 2015 y obtiene una valoración por debajo de la media (44). En cuanto a las ciudades peor valoradas se encuentran Huelva, con un total de 41 puntos, Jaén con 37 y Alicante con 35.

Encuestas

Para realizar el estudio la organización de consumidores ha realizado encuestas a más de 5.200 vecinos residentes en 60 ciudades españolas, con el objetivo de que aporten su opinión sobre cómo funciona la recogida de residuos de su localidad. También han tenido en cuenta los datos facilitados por los diferentes ayuntamientos, aunque solo 46 de los 60 han respondido a las preguntas.

Si se comparan con las demás, las extremeñas se sitúan en la parte baja de la tabla. Cáceres en el puesto 35 y Badajoz en el 42.

Son posiciones similares a las obtenidas en otro estudio sobre limpieza urbana que la OCU publicó en el mes de abril. En ese caso los vecinos manifestaron su opinión sobre la situación de calles y aceras, el estado de parques y jardines, los excrementos de animales en la vía pública, el entorno de los contenedores, la contaminación y la limpieza en los barrios de la periferia.

Las dos capitales de provincia sacaron un suficiente raspado. La pacense se situaba en el puesto 30 y la cacereña en el 25. Sobre 100 puntos, Cáceres obtuvo 53 y Badajoz 50.

Donde peor puntuación obtuvieron las dos ciudades fue en el apartado de presencia de excrementos de perros en la vía pública. Badajoz con 33 y Cáceres con 36 no aprobaron en un asunto que ya se ha convertido en una queja habitual.