La Asamblea pide que se amplíe a los 70 años la jubilación de los médicos

La Asamblea ha instado que se amplíe la edad de jubilación de los médicos/BRÍGIDO
La Asamblea ha instado que se amplíe la edad de jubilación de los médicos / BRÍGIDO

EFE

El Pleno de la Asamblea ha aprobado hoy, con los votos del PP y Podemos y la abstención del PSOE y Ciudadanos, que se modifique el plan de recursos humanos del Servicio Extremeño de Salud (SES), para que se facilite la ampliación hasta los 70 años y de manera voluntaria la jubilación de los facultativos.

Más información

La propuesta de impulso ha sido presentada por el PP, cuyo portavoz, José María Saponi, ha recordado que en 2015 el Gobierno de José Antonio Monago aprobó un plan, que fijaba la edad máxima de jubilación forzosa en 65 años, pero permitía que de manera voluntaria se pudiera pedir la ampliación hasta los 70 años siempre que se cumpliesen ciertos requisitos.

Si embargo, con la llegada al Gobierno regional del PSOE, «se dio frenazo» a esta posibilidad, aunque posteriormente se levantó esa suspensión y se estableció la posibilidad de ampliarla hasta los 67 años ante la falta de profesionales para relevar a los que estaban jubilando.

Según José María Saponi, en los dos años de aplicación de esta normativa se ha demostrado la incapacidad de dar una solución, además de que «se ha utilizado esto para precarizar el servicio».

Por este motivo y teniendo en cuenta, según ha dicho, que en diez años más de un millar de facultativos se jubilará en Extremadura, es necesario que se busquen soluciones para una situación «muy grave y de imperiosa necesidad«.

Entre tanto, desde el PP se apuesta por implantar la jubilación voluntaria hasta los 70 años, que esta sea una decisión voluntaria, que las sustituciones sean con contratos de larga duración y en áreas de difícil cobertura.

La iniciativa ha contado con el apoyo de Podemos, cuyo portavoz, Obed Santos, ha indicado que aunque su formación «por principio» no es partidaria de prolongar la edades de jubilación, sí cree necesario adoptarla en este caso «de manera excepcional» ante la «falta de acciones concretas y decididas» al problema de la administración regional.

Sí ha insistido en que su apoyo es por el interés de los extremeños y ha precisado que esta ampliación debe ser voluntaria y en servicios donde no haya capacidad de cubrir esas vacantes, por ejemplo falta de pediatras.

Por su parte, la portavoz del PSOE, Catalina Paredes, ha señalado que la propuesta de impulso es «una enmienda a la totalidad» al plan que aprobó Monago, que se quiere parchear ahora con una iniciativa «oportunista».

Paredes ha indicado que la modificación del plan de recursos humanos debe adoptarse en mesa sectorial, donde el Gobierno regional iniciará negociaciones una vez celebradas las elecciones sindicales, y ha mostrado su rechazo a la aplicación directa de la ampliación hasta los 70, que necesita un estudio riguroso de sus repercusiones.