La Asamblea insta al Gobierno a considerar la situación del tren extremeño un asunto de Estado

Los diputados de Podemos en la Asamblea de Extremadura. / Brígido

PP, Podemos y Cs sacan adelante una propuesta en la que exigen a Renfe y Adif la asunción inmediata de responsabilidades

EFE

La Asamblea de Extremadura ha instado al Gobierno de España a exigir a Renfe y a Adif la asunción inmediata de responsabilidades de sus directivos ante los graves incidentes acaecidos en el ferrocarril extremeño en los primeros días de enero de 2019, así como a considerar su mejora como un asunto de Estado.

La propuesta de pronunciamiento del PP, a la que se ha incorporado una enmienda de adición de Podemos, ha contado con el voto a favor de estas dos formaciones y de Ciudadanos, mientras que el PSOE se ha mostrado en contra.

Entre otros aspectos, la iniciativa del PP reclama el cambio de la flota que no esté en condiciones y la utilización del Fondo de Contingencia estatal para acometer, de forma urgente y prioritaria, la modernización de los servicios ferroviarios extremeño.

La propuesta del PP ha sido defendida por el diputado Víctor del Moral, que ha subrayado que la situación prosigue con los socialistas al frente del Gobierno de la nación, mientras que sus compañeros en Extremadura han «dinamitado» el Pacto por el Ferrocarril al convertirlo en un asunto «partidista».

En el texto, los populares exponen que lo sucedido en la madrugada del 1 al 2 de enero, no solo ocupó la primera plana del debate nacional en periódicos, televisiones y radios, sino que fue objeto de atención unánime por miles de usuarios de redes sociales.

Estas personas asistieron en directo con «impotencia, incredulidad e indignación» a la situación que estaban viviendo 163 pasajeros, entre ellos bebés, menores y ancianos, que permanecieron varias horas incomunicados, sin luz y sin calefacción, en un tren averiado cerca de Navalmoral de la Mata, sin que los responsables de Renfe dieran explicaciones.

Jara Romero, de Podemos, ha considerado «populista» la propuesta del PP, ya que votaron en contra en la Asamblea a una iniciativa de su grupo con puntos coincidentes y por la política ferroviaria que han llevado a cabo los gobierno populares.

Ha defendido la incorporación de tres puntos a la propuesta del PP, el primero de ellos para hacer un plan calendarizado de cumplimiento de todos los puntos recogidos en el Pacto por el Ferrocarril y, en especial, iniciar la elaboración de los estudios pertinentes para la reapertura de la Ruta de la Plata.

Además, Podemos ha incorporado la petición de incrementar la plantilla de maquinistas, personal de mantenimiento y demás trabajadores implicados en la prestación del servicio.

Su tercer añadido ha sido que Renfe y Adif preparen planes alternativos de transporte ante futuras incidencias.

El socialista Francisco Manuel García Blázquez ha criticado las «incoherencias» del PP en esta problemática, ya que nunca pidió dimisiones a su gobierno y por reclamar ahora cambios en la flota que ya se están acometiendo, y ha subrayado la disminución de incidencias y la puntualidad en el servicio en lo que va de año.

La diputada de Cs María Victoria Domínguez ha reconocido que se están acometiendo inversiones, pero con retraso respecto a otras comunidades autónomas por culpa de los gobiernos del PSOE y del PP, con el apoyo de los nacionalistas.