La Asamblea aprueba por unanimidad la Ley de Conciertos Sociales

Imagen de la Mesa de la Asamblea con la incorporación hoy de Jara Romero de Podemos/BRÍGIDO
Imagen de la Mesa de la Asamblea con la incorporación hoy de Jara Romero de Podemos / BRÍGIDO

Los partidos han presentado 112 enmiendas

EFE

El Pleno de la Asamblea ha aprobado por unanimidad la propuesta de Ley de Conciertos Sociales para la prestación de servicios a las personas en los ámbitos social, sanitario y sociosanitario, presentada por el PSOE y que sitúa a las entidades sin ánimo de lucro como beneficiarias de estos conciertos.

El Pleno de la Cámara regional, con presencia en el hemiciclo de representantes del Tercer Sector como Cermi, ha debatido el dictamen elaborado por la Comisión de Sanidad y Políticas Sociales respecto a dicha norma, a la que los grupos han presentado 112 enmiendas: 24 del PSOE, 35 del PP y 53 de Podemos; todas reservadas para su defensa y votación en Pleno.

Más información

La mayoría de las enmiendas, muchas de ellas transaccionadas, han sido aprobadas e incorporadas al texto, con el acuerdo de los partidos con representación en el Parlamento.

Desde el Grupo Parlamentario Socialista, al igual que las otras fuerzas, se ha puesto en valor el trabajo de las entidades -cuyas aportaciones en Comisión se recogen en la norma- en la atención de las personas más vulnerables, con dificultades económicas, discapacidad, dependientes o con enfermedades raras.

La diputada socialista Catalina Paredes Menea ha agradecido el trabajo del resto de grupos parlamentarios y ha subrayado que, a través de las enmiendas aprobadas, se «acota únicamente esta ley a las entidades sin ánimo de lucro» y se cambia su título (el inicial era propuesta de Ley de Conciertos Sociales para la prestación de servicios a las personas en los ámbitos social y sanitario).

Además, se recogen los «gastos reales» de la prestación de los servicios y se aclara la titularidad de las instalaciones donde se prestan, al tiempo que supone una base de protección del Marco de Atención a la Discapacidad (Madex).

Se trata de una ley «muy necesaria, demandada y esperada» que garantiza los derechos de las personas más vulnerables y da continuidad a las prestaciones que reciben, posibilita seguridad jurídica y estabilidad de las entidades sin ánimo de lucro y viene a complementar la Ley del Tercer Sector aprobada recientemente.

Con la instauración del concierto social se persigue introducir una alternativa de financiación, frente al régimen de subvenciones y contratos, para brindar a las entidades un marco de relación más estable y garantista para sus prestaciones y servicios, lo que redundará, a su vez, en una mayor calidad de los mismos.

Los servicios objeto de concertación serán aquellos que tengan como parámetros determinantes la atención personalizada e integral, el arraigo, la permanencia de las personas usuarias en su entorno, la continuidad en la atención, el máximo bienestar y la eficiencia presupuestaria.

La ley establece los aspectos y principios básicos de esta nueva fórmula de provisión de servicios, que serán objeto de posterior desarrollo reglamentario teniendo en cuenta la naturaleza de los servicios a proveer, siempre bajo las garantías de no discriminación, igual de trato, publicidad y transparencia.

La diputada del Grupo Popular Consuelo Rodríguez Píriz ha asegurado que esta ley llega «en pañales», hasta el punto de que se han presentado 112 enmiendas para 17 artículos que «han cambiado todo: el sentido de la norma, la finalidad y hasta el título».

Las enmiendas del PP están dirigidas a que solo puedan ser concertados los servicios con las entidades sin ánimo de lucro, a incluir los costes totales de prestación del servicio y a acreditar la titularidad de las instalaciones, «preocupación recurrente, porque prácticamente ninguna de ellas tienen locales en propiedad».

Para Píriz, esta ley, que viene «a tapar las vergüenzas» de un gobierno con «una legislatura perdida», ha sido fruto del trabajo de los grupos parlamentarios en Comisión y ha reclamado al consejero del ramo, José María Vergeles, su desarrollo reglamentario en 2019.

Por su parte, el diputado de Podemos Obed Santos ha argumentado que para su grupo había dos aspectos fundamentales a regular: no abrir la puerta a que las entidades con ánimo de lucro puedan entrar en el concierto social y que se contemple la asunción del cien por ciento del coste del servicio por parte de la administración.

La portavoz de Ciudadanos, Victoria Domínguez, ha recordado las numerosas iniciativas que su grupo ha realizado a lo largo de esta legislatura en relación a estos servicios, así como sus beneficiarios, y la necesidad de que se rijan por «principios de calidad, solidaridad, sostenibilidad, eficiencia y transparencia».

 

Fotos

Vídeos