Arrancan las obras para arreglar el firme en la carretera Cáceres-Badajoz

Primeros trabajos para la mejora del firme. :: ARMANDO MÉNDEZ/
Primeros trabajos para la mejora del firme. :: ARMANDO MÉNDEZ

Hasta que se haga la autovía, se fresará y cambiará el asfalto en los casi nueve kilómetros más deteriorados

REDACCIÓN

El Ministerio de Fomento comenzó este lunes las obras de rehabilitación superficial del firme de la carretera N-523, de Cáceres a Badajoz, en ambas provincias.

Esta actuación durará aproximadamente cuatro semanas y tiene un presupuesto de 688.052,79 euros, según informa el Ministerio de Fomento en nota de prensa.

Los trabajos se extenderán en las provincias de Cáceres y Badajoz entre los puntos kilométricos 2,500 y 45,815 de la N-523, y consistirán en el fresado y reposición de los tramos más deteriorados de la actual capa de rodadura y su reposición con mezcla bituminosa. Según señala, se actuará en tramos localizados con una longitud total de 8,8 kilómetros, y se terminará con el pintado de la señalización horizontal.

Dado que se trata de una actuación en una carretera convencional próxima a localidades, se prevé que afecte al tráfico tanto de largo recorrido como local, y para minimizarlas, el Ministerio de Fomento, está «manteniendo la necesaria cooperación con las diferentes administraciones competentes», de tal forma que los desvíos que se establezcan se señalizarán convenientemente.

Como es sabido, esta vía ha pasado este año a ser de titularidad del Estado y existe el compromiso de que el Gobierno la convierta en autovía. De hecho, el pasado 27 de septiembre el BOE publicó la resolución de Fomento en la que se aprueba el expediente de información pública y definitivo del primer proyecto de construcción de esta autovía, en el tramo A-66-Río Ayuela.