El Arquitecto de la Casa, un asesor permanente

Cuidar nuestros edificios de forma permanente redundaen el ahorro de los particulares y de las comunidades desu vecinos, pero también en su bienestar, contribuyendo a conseguir una ciudad mejor y más amigable para todos

IRENE CALLE IZQUIERDOVocal del Colegio Oficial de Arquitectos de Extremadura

La industria de la construcción está actualmente en un proceso de cambio. Con los objetivos marcados por Europa en materia de cambio climático y eficiencia energética a los que Extremadura no es ajena, junto a la situación de nuestro parque de edificios y la compleja coyuntura económica que hemos venido atravesando son problemas que confluyen directamente en el panorama actual: se hace urgente y necesaria la rehabilitación de edificios residenciales con el objetivo de mejorar su eficiencia energética, sus condiciones de accesibilidad y su conservación.

Este cambio de paradigma se inscribe en la creciente concienciación ciudadana sobre la necesidad de incrementar la calidad de vida, desde unos criterios de sostenibilidad tanto ambientales como económicos.

El ser humano siempre ha reutilizado los edificios de las civilizaciones anteriores e incluso ha hecho lo propio con los materiales de construcción. Actualmente, a partir de la mejora de la calidad constructiva, los edificios residenciales que , históricamente habían sido relativamente débiles en este aspecto, son ahora también objeto de rehabilitación, incrementando así su vida útil.

No es solo cuestión de que los edificios sean capaces de consumir menos energía, ni debemos considerar la rehabilitación residencial como un simple parcheado. Se trata de entenderla desde una visión global, actuando en nuestros edificios tanto en la mejora de la seguridad en caso de incendios o de la accesibilidad universal, como en la aplicación de nuevos materiales que posibiliten las mejores condiciones de habitabilidad y pongan en valor nuestro patrimonio inmobiliario.

Para hacer frente a estos desafíos, el Colegio Oficial de Arquitectos de Extremadura (Coade), a partir de una idea cedida por el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (Coam), presenta su primera campaña de concienciación ciudadana bajo el título 'Arquitecto de la Casa', «con el objetivo de sensibilizar sobre la necesidad, y las ventajas, de conservar los edificios de forma permanente, siendo los más cualificados para ello los arquitectos especializados».

Como apunta el arquitecto y Decano del Coam, José María Ezquiaga, «los edificios no se conservan solos, y el paso del tiempo también les afecta, por eso es necesario un profesional experto, como el Arquitecto de la Casa, para aumentar la calidad de vida de los vecinos», evitando el deterioro y la pérdida de valor del bien más preciado para las familias.

Casi el 90% de las patologías que presentan los edificios se deben a un mal mantenimiento de los mismos. Gracias al conocimiento que un profesional como el Arquitecto de la Casa tendría del edificio, se puede mejorar la calidad de vida de sus propietarios, porque su visión experta y a largo plazo, puede convertir la conservación y rehabilitación en oportunidades para mejorar espacios y adaptarse a las necesidades de los vecinos, adecuándose en el tiempo a las disponibilidades presupuestarias.

Al igual que el médico de atención primaria, conocido popularmente como médico de cabecera, es fundamental en nuestra asistencia sanitaria, atendiendo nuestros problemas comunes, brindándonos de una contribución integral, continua y muy cercana, el Arquitecto de la Casa es el profesional de cabecera de nuestros edificios. Quien atenderá al 'paciente' de manera preventiva, haciendo los informes de evaluación reglamentarios para mantener el edificio en buen estado, anticipando problemas, ahorrando gastos, minimizando daños.

Desde diversas instancias culturales y políticas se ha venido y viene impulsando esta tendencia, realizando campañas informativas y convocando ayudas. En este sentido, tratando de alcanzar los objetivos anteriormente citados, y regulada por el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, la Junta de Extremadura ha establecido la convocatoria de ayudas sobre la mejora de la eficiencia energética y sostenibilidad, la conservación, la mejora de la seguridad de utilización y de la accesibilidad en edificios de viviendas.

Las ayudas contempladas en el Plan Estatal contemplan importes del 40% del presupuesto de las obras y una subvención adicional del 35% para aquellas viviendas donde residan unidades de convivencia con recursos limitados, o con situaciones de discapacidad o mayores de 65 años, pudiendo alcanzar el montante global hasta el 75% del coste. Los propietarios de viviendas unifamiliares o residencial colectiva con el asesoramiento del Arquitecto de la Casa, ante cualquier intervención necesaria recogida en los programas de ayudas convocados obtendrán el mejor apoyo y orientación profesional, incluyendo, en su caso, la gestión para la obtención de aquellas.

Desde los análisis realizados por el Coade vemos la necesidad de convertir la conservación y la rehabilitación de los edificios existentes en una prioridad, y la posibilidad para la sociedad de contar con la figura del Arquitecto de la Casa, quien tendrá siempre presente en cada actuación la mejor solución para el edificio en su contexto, manteniéndolo en perfecto estado. Porque cuidar nuestros edificios de forma permanente redunda en el ahorro de los particulares y de las comunidades de vecinos, pero también en su bienestar, contribuyendo, en definitiva, a conseguir una ciudad mejor y más amigable para todos.