Alicia y Cristina alcanzan la perfección en selectividad

Han sacado un 14 en la Ebau y en Bachillerato tienen un 10

Alicia Barroso sentada frente a su piano en su casa y Cristina Sánchez en la puerta de IES Santa Eulalia de Mérida. ::/GLORIA CASARES / BRÍGIDO
Alicia Barroso sentada frente a su piano en su casa y Cristina Sánchez en la puerta de IES Santa Eulalia de Mérida. :: / GLORIA CASARES / BRÍGIDO
ÁLVARO RUBIOCáceres

Dos alumnas han alcanzado la perfección en la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (Ebau), la conocida como selectividad. En todos los exámenes a los que se presentaron entre el 4 y el 6 de junio no bajaron del diez. Eso sumado a su otro diez de media en Bachillerato les permitirá acceder a cualquier grado que quieran estudiar.

Una de ellas se llama Alicia Barroso Soto, tiene 17 años y ha estudiado en el instituto Carolina Coronado de Almendralejo. Su calificación para entrar en la universidad es un 14, la nota más alta que se puede alcanzar.

Ha hecho primero y segundo de Bachillerato por la rama sanitaria. «Aunque no lo tengo claro me decanto por un doble grado de Matemáticas e Ingeniería Informática», comenta Alicia, quien reconoce que durante el curso ha cambiado sus preferencias. «Me he planteado estudiar Bioquímica, pero he descubierto que me gusta mucho más Matemáticas que Biología. Lo que siempre he sabido es que soy de ciencias», añade esta joven, que acaba de finalizar diez años de estudios de piano en el conservatorio y ha hecho ballet durante doce.

Las dos alumnas, que estudian en el instituto Santa Eulalia de Mérida y en el Carolina Coronado de Almendralejo, han obtenido los mejores resultados de la región

«Es muy complicado compaginarlo todo. Suelo estudiar una hora al día de piano y a eso le sumo los deberes de clase y los exámenes. La gente que vamos al conservatorio desde pequeños adquirimos el hábito para organizar nuestro tiempo de una manera eficaz», explica Alicia. «He preparado selectividad en dos semanas y media. Aunque estaba muy cansada, sabía que era el último empujón. Me hice un plan y lo he intentado cumplir al cien por cien. Al final me ha dado resultado, aunque no me esperaba alcanzar la perfección», cuenta esta almendralejense que el próximo curso se mudará a Madrid para estudiar en la Universidad Complutense.

Tampoco se quedará en Extremadura Cristina Sánchez Fernández-Freire, de 17 años y alumna del instituto Santa Eulalia de Mérida. Ella también cuenta con un 14 para acceder a la universidad, aunque aún no tiene claro lo que quiere estudiar.

«Me decanto por el doble grado de Diseño Industrial con Ingeniería Mecánica, aunque quizás solo haga Diseño Industrial. Mi idea es irme a Sevilla», detalla Cristina. «Me gustaría diseñar productos para hacer la vida más fácil a la gente», comenta la joven.

Dice que su clave es estudiar un poco cada día. «No dejo nada para el último momento», añade. «Para selectividad he empezado por las asignaturas que me cuestan más, como Historia y Literatura. Entre medias también iba metiendo algún ejercicio de Matemáticas o Física», recuerda.

«Quizás hagaun doble grado de Matemáticas e Ingeniería Informática» alicia barroso

«Me decanto por Diseño Industrial e Ingeniería Mecánica» cristina sánchez

Ella cree que todavía son muy pocas las mujeres que se decantan por estudiar grados relacionados con las ciencias tecnológicas. «En mi clase éramos cinco por esta rama y finalmente mis compañeras estudiarán grados sanitarios o de letras», matiza Cristina, que detalla que le gusta el baile urbano, sabe inglés y tiene la intención de aprender chino. Además, ha practicado gimnasia rítmica durante doce años.

Asimismo, esta joven ha participado en varios programas organizados por el Ministerio de Educación gracias a su buen expediente académico. Fue seleccionada para participar en un campamento científico de robótica en Oviedo y en el proyecto de restauración y recuperación de pueblos abandonados.

A Cristina y Alicia se suman otros estudiantes que se han acercado a la perfección. Entre ellos hay alumnos que han obtenido un 13,950 del instituto Donoso Cortés de Don Benito, del colegio Sagrada Familia de Badajoz, y del colegio La Asunción y el IES Profesor Hernández Pacheco de Cáceres.

94,6% de aprobados

Un total de 4.375 alumnos de los 5.108 matriculados han superado en la convocatoria de junio la Ebau en Extremadura, lo que supone un 94,66% de aprobados. Es un punto más que en 2018 cuando superaron la prueba un 93,57%. En esa ocasión el porcentaje fue menor que en siete comunidades. Sin embargo, registró la nota media más alta de España, con un 6,86.

En esta ocasión, la calificación media de las 22 materias objeto de examen ha sido de 6,60.

Para aquellos estudiantes que no estén conformes con la calificación obtenida se abre un periodo de reclamaciones hasta las 14.00 horas del miércoles 19 de junio.

Podrán efectuar la reclamación desde la página web de la UEx (www.unex.es) accediendo con su clave y marcando las materias sobre las que desea reclamar. Los resultados definitivos tras este proceso de reclamación se publicarán el próximo día 27 de junio.