La Airef dice que los extremeños necesitarían 88 días para pagar la deuda autonómica

El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá /efe
El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá / efe

Según la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), la región se sitúa al mismo nivel de la media nacional

EUROPA PRESS

Los extremeños necesitarían un total de 88 días de trabajo para pagar la deuda autonómica, según lo revelan los datos del Observatorio de la Deuda de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) correspondiente al segundo trimestre de 2018.

Así, Extremadura se sitúa al mismo nivel de la media nacional, que establece en 89 días de trabajo el tiempo necesario para pagar la deuda de las comunidades autónomas. Los que más días necesitan son los ciudadanos de Comunidad Valenciana (151), Castilla-La Mancha (128) y Cataluña (124), mientras que donde emplean menos jornadas sería en el País Vasco (49), Madrid (53) y Canarias (54).

De esta manera, la Airef colocó a Extremadura entre las autonomías que tienen un riesgo medio de sostenibilidad en relación a su deuda pública.

La situación media de las comunidades analizadas por la Airef presenta un riesgo de sostenibilidad ligeramente alto, aunque la situación entre las autonomías resulta muy dispar, con una peor situación para Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunitat Valenciana y Región de Murcia, con un endeudamiento muy elevado, además de Andalucía, y Baleares, con un riesgo ligeramente alto.

Para esta entidad de análisis económico, la principal vulnerabilidad de las comunidades en materia de deuda es que tienen un ratio muy elevado, hasta el punto que en un escenario técnico de política constante en los próximos 30 años únicamente cinco autonomías –Canarias, Galicia, Madrid, Navarra y País Vasco– estarán por debajo del ratio de deuda del 13% del PIB –el límite legal establecido–.

La Airef refleja que la utilización de mecanismos extraordinarios de financiación siguen incrementándose, lo que repercute en que aumenta también la presión sobre las necesidades de financiación brutas del Tesoro Público.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos