Los afectados por el accidente múltiple en Galisteo piden cobrar sus indemnizaciones

Coches accidentados en la autovía cerca de Galisteo. :: palma

Un año después del siniestro todavía no se han empezado a pagar porque las aseguradoras esperan una resolución judicial

C. J. VINAGRE MÉRIDA.

«Ha pasado un año y lo extraño es que esto no se haya resuelto judicialmente. Y lo peor es que no tiene pinta que vaya a estar resuelto pronto. No lo entiende nadie». José María Crespo, de 41 años, es vecino de El Batán, pedanía a medio camino entre Plasencia y Coria dependiente del municipio de Guijo de Galisteo. En octubre de 2017 salvó la vida en un accidente múltiple en la autovía autonómica EX- A1 en el que resultó herido grave. Perdió parte de su hígado. Él y otras 47 personas se vieron involucradas en el siniestro en el que perdió la vida un hombre de 42 años.

Todos están pendientes del juzgado de Plasencia, que investiga el suceso. En el accidente intervinieron 36 vehículos. Crespo y el resto de los que resultaron heridos y sus coches siniestrados no han recibido las indemnizaciones correspondientes. Las compañías de seguros no han empezado a asumir la reparación de los vehículos, bastantes de ellos con la declaración de siniestro total. Y la familia del hombre fallecido, de nacionalidad portuguesa, está a la espera también de si el caso se juzga por la vía penal o por la civil. Otra persona a la que se le amputó una pierna también.

Recurso

El juzgado de Plasencia ha desechado inicialmente que haya responsabilidad penal en el siniestro

De momento, el juzgado de Primera Instancia de Plasencia que instruye el caso ha dicho no al procedimiento por la vía penal pero hay un recurso por resolver desde antes del verano. Y, en todo caso, el procedimiento por la vía civil, aseveran, todavía no se ha iniciado.

La indignación por la demora va en aumento. «Aquí hay cosas que se están hecho mal y que el juzgado todavía no haya resuelto es una de ellas. Nos dijeron que iban a hacerlo antes del verano pero... Aquí se empezó mal desde el propio atestado de la Guardia Civil», cree Crespo.

Como contó HOY el 20 de octubre del año pasado, 36 vehículos colisionaron en el kilómetro 62 de la EX-A1, la autovía autonómica que une Navalmoral de la Mata con Moraleja. El accidente se produjo a primera hora de la mañana en los dos sentidos de la circulación.

En concreto, 13 de los vehículos chocaron en el sentido Coria-Plasencia y otros 23 se vieron implicados en el contrario, de Plasencia a Coria, donde se produjo el primer accidente, en el que el coche del ciudadano portugués fallecido terminó en la mediana.

A esa hora había una densa niebla y esta fue la única causa esgrimida por la Benemérita para explicar el origen del siniestro. Los afectados recalcan que la humareda procedente de una almazara próxima tuvo también una altísima incidencia a la hora de explicar el accidente múltiple.

Los abogados de los siniestrados defienden ante los tribunales la responsabilidad también de esa industria, y no solo de la niebla, en el grave siniestro. «La fábrica genera humo y la niebla se vuelve más oscura en esta zona y la verdad es que apenas veía lo que me permitían las luces del coche», relató a HOY entonces un placentino que circulaba por la autovía autonómica del norte regional.

«No puede ser que sigamos igual un año después. Yo, afortunadamente, tengo varios negocios y puedo seguir adelante gracias a ellos pero hay que gente que necesita las indemnizaciones para comprarse un nuevo coche o para hacer frente a los gastos ordinarios de sus familias. Solo pedimos que el juzgado actúe y resuelva ya este caso», remacha el vecino de El Batán.

Incide Crespo que el hecho de que el juzgado no haya resuelto hace que las compañías aseguradoras «no muevan ni un dedo» por cumplir con los afectados. «Están esperando para determinar la responsabilidad y la cuantía de las indemnizaciones y eso perjudica a todos», finaliza.

 

Fotos

Vídeos