Adif licita la evaluación de las obras en la región para ponerlas en uso

Adif licita la evaluación de las obras en la región para ponerlas en uso

La entidad adjudica por 5,4 millones la compra de desvíos ferroviarios para instalar la vía entre Navalmoral de la Mata y Casatejada

Juan Soriano
JUAN SORIANO

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias Alta velocidad (Adif AV) ha convocado un concurso para la evaluación independiente de las obras en Extremadura con el objetivo de que puedan entrar en servicio.

Las directivas europeas, adoptadas por la legislación española, exigen que para poner en funcionamiento una nueva línea o un sistema que ha sido reformado hay que llevar a cabo una evaluación de seguridad. El proceso de análisis de riesgos empieza en la fase de proyecto y continúa en su construcción, así como durante su explotación y mantenimiento. El resultado debe quedar recogido en informe de evaluación en el que se analizan las posibles amenazas. Ese trabajo debe ser realizado por un organismo independiente.

Con ese fin, Adif AV ha convocado un concurso de consultoría y asistencia dotado con un presupuesto de 140.500 euros. El plazo de ejecución es de seis meses.

Por otro lado, Adif AV ha adjudicado por 5,46 millones de euros a la empresa Talleres Alegría el contrato de suministro y transporte de desvíos ferroviarios de puntas móviles y aparatos de dilatación para el tramo Navalmoral de la Mata- Casatejada, situado entre el límite de provincia con Toledo y Plasencia.

Esta actuación incluye la fabricación, premontaje y comprobación en taller, así como el transporte a la base de montaje, de once desvíos ferroviarios de alta velocidad y cuatro aparatos de dilatación.

Los trabajos incluyen la nivelación, alineación y operaciones de ajuste finales hasta que el desvío quede listo para su integración en el enclavamiento definitivo.

Desdoblar la vía

Los desvíos permiten el desdoblamiento de una vía en dos, mientras que los aparatos de dilatación posibilitan los movimientos de dilatación y contracción de los carriles por efectos térmicos.

El tramo Navalmoral de la Mata-Casatejada, con una longitud de 10,6 kilómetros, tiene ya finalizadas sus obras de plataforma. El objetivo de Adif Alta Velocidad es instalar las vías para que pueda entrar en servicio. Para ello, en abril convocó los trabajos de montaje, para lo que necesita materiales como los desvíos y los aparatos de dilatación. Este contrato, que también incluye la instalación de vías en el tramo Talayuela-Arroyo de Santa María, el primero en la región para los trenes que vienen de Madrid, aún no ha sido adjudicado. El plazo de ejecución es de once meses.

Suministro de desvíos ferroviarios para el tramo Navamoral-Casatejada

Adif Alta Velocidad ha aprobado la adjudicación del contrato de suministro y transporte de desvíos ferroviarios de puntas móviles y aparatos de dilatación para el tramo Navalmoral de la Mata-Casatejada, que se enmarca en el trayecto Talayuela-Cáceres, perteneciente a la Línea de Alta Velocidad Madrid-Extremadura.

El contrato, adjudicado a Talleres Alegría por importe de 5.458.570,4 euros (IVA incluido), incluye la fabricación, premontaje y comprobación en taller.

También incluye el transporte a la traza de la línea o base de montaje de 11 desvíos ferroviarios de alta velocidad en ancho ibérico o estándar, aptos para circular hasta 300 kilómetros/hora por vía directa, y cuatro aparatos de dilatación de alta velocidad.

Los trabajos incluyen la nivelación, alineación y operaciones de ajuste finales hasta que el desvío quede listo para su integración en el enclavamiento definitivo, informa en nota de prensa Adif.