Adif destina 22 millones al montaje de vía doble de Cáceres a Plasencia

Puente sobre el río Almonte, que forma parte del tramo entre Plasencia y Cáceres. :: /HOY
Puente sobre el río Almonte, que forma parte del tramo entre Plasencia y Cáceres. :: / HOY

El contrato incluye la instalación del tendido de los ramales de Plasencia y Monfragüe y del acceso norte a Cáceres

Juan Soriano
JUAN SORIANO

Luz verde a la instalación del nuevo tendido ferroviario destinado a la circulación del tren de altas prestaciones entre Plasencia y Cáceres. El Ministerio de Fomento, a través de Adif Alta Velocidad, ha aprobado en su última reunión la licitación del montaje de vía entre estas dos ciudades con un presupuesto de algo más de 22 millones de euros (IVA incluido) y un plazo de ejecución de once meses, con lo que se espera su conclusión para el próximo año.

En la actualidad ya hay vía montada para el tren rápido entre Cáceres y Mérida y de Mérida a Badajoz, pero aún faltaba entre Plasencia y Cáceres, donde todavía hay tramos de plataforma en ejecución. El compromiso del Gobierno es que los nuevos servicios puedan circular en 2019 y que en 2020 se culmine la electrificación entre Plasencia y Badajoz.

Más información

El objeto de este nuevo contrato es la ejecución de las obras del montaje de vía (compuesta por la traviesa, el carril y el balasto) en el tramo comprendido entre Plasencia y Cáceres, incluyendo el ramal de conexión en Cáceres Norte. Asimismo, se instalará el tendido en las conexiones con las vías actuales de las líneas de ancho convencional Monfragüe-Plasencia y Madrid-Valencia de Alcántara.

La longitud total de montaje de vía supera los 66 kilómetros. El tramo principal, con cerca de 59,3 kilómetros de vía entre Plasencia y Cáceres, se montará en su mayor parte (58,86 kilómetros) en vía doble. De manera singular y dentro de este tramo, se colocarán 3.595 metros de vía sobre placa de hormigón (sin empleo de balasto) en el túnel de Santa Marina.

En cuanto al montaje de las conexiones anexas, todas en vía única y sobre balasto, se realizará la instalación de 1.900,44 metros para el ramal de Plasencia, de 2.668,5 metros para el ramal de Monfragüe y de 2.209 metros para el ramal de conexión en Cáceres Norte.

Los dos primeros permitirán enlazar la vía convencional con la plataforma de alta velocidad a la altura de Plasencia, en un caso para poder acceder a esta ciudad y en otro (ramal de Monfragüe) para que la comunicación entre Madrid y Cáceres pueda ser directa.

El ramal de la capital cacereña permitirá conectar de nuevo la plataforma con la vía convencional para poder acceder a la estación actual.

Ancho ibérico

El nuevo tendido será en vía doble electrificada, con lo que se asemejará a una línea de alta velocidad como la de Madrid a Sevilla. Pero no contará con ancho internacional o estándar (1.435 milímetros), sino con ancho ibérico (1.668 milímetros). Esto, unido a que los convoyes deberán circular por vía convencional, impedirá que se pueda emplear trenes AVE.

En cualquier caso, tal como se ha hecho entre Cáceres y Badajoz, las traviesas serán polivalentes, lo que permite en el futuro el cambio de ancho con una nueva operación.

Este contrato incluirá también la instalación de dos puestos de banalización, las instalaciones ferroviarias que permiten a los trenes que circulan por una vía doble pasar de un carril al otro. De este modo, la vía doble de alta velocidad puede emplearse indistintamente en ambos sentidos, lo que mejorará la operabilidad de la nueva infraestructura extremeña.

 

Fotos

Vídeos