Casi 700.000 euros en caminos y polémica por el uso del agua

C. M. PLASENCIA.

La concentración parcelaria en Oliva de Plasencia lleva aparejada la construcción de una red de caminos que se está ejecutando en la actualidad y en la que la Junta de Extremadura ha invertido 692.876 euros. El entramado, de 31 kilómetros de longitud, se distribuye por las 873 hectáreas a las que afecta la concentración, entre ellas las 326 de la dehesa comunal.

Estas obras también están siendo objeto de polémica, en concreto por el uso del agua por parte de la empresa adjudicataria. El PP de Oliva de Plasencia ha denunciado el «grave daño medioambiental» que, en su opinión, está provocando «la extracción incontrolada de agua» de la charca municipal Laguna del Estanco para las obras de la concentración parcelaria.

Según los populares, los ganaderos y pescadores de la zona «ya se han quejado en varias ocasiones ante el Ayuntamiento, pues se están quedando sin recursos para dar de beber al ganado». A través de una nota de prensa, el PP ha instado al gobierno local a que «escuche tanto a ganaderos como a pescadores, ya que estos no han podido realizar la repoblación de tencas que tenían prevista para agosto por miedo a que la charca se quede sin agua en las próximas semanas si prosiguen las extracciones».

El portavoz del PP provincial de Cáceres, Emilio Borrega, ha pedido públicamente a la Junta y a la Dirección General de Medio Ambiente que «tomen cartas en el asunto cuanto antes porque el daño medioambiental puede ser irreparable», ya que la extracción de agua es diaria y provoca un «alarmante descenso de las aguas embalsadas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos