El número de dependientes atendidos en la región crece en 3.600 en 2018

Una trabajadora del servicio de ayuda a domicilio atiende a una señora en Plasencia. :: hoy/
Una trabajadora del servicio de ayuda a domicilio atiende a una señora en Plasencia. :: hoy

Son 7.400 más que al inicio de la legislatura, indican los datos del Sepad, que el año pasado contabilizó a 29.189 beneficiarios en total

CELESTINO J. VINAGRE

Casi 30.000 extremeños recibían atención gracias a la Ley de la Dependencia al acabar 2018, la mayor cifra desde que se aprobó hace trece años. En el pasado año se atendieron a 7.776 personas nuevas y se incorporaron 3.607 beneficiarios netos (entre altas y bajas) al sistema. Y además se cerró con una reducción de 5.413 ciudadanos que estaban en lista de espera pendientes de recibir una atención a la que por ley tienen derecho. Son algunos de los datos presentados por la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales al hacer balance del desarrollo de la Ley de la Dependencia al terminar 2018.

Extremadura sigue siendo una de las comunidades con mayor tasa de personas atendidas en el conjunto de España. Es la cuarta del país. Y la segunda que más solicitudes de acceso a la Ley de Dependencia tiene en relación a su población, enfatizó el consejero de Sanidad, José María Vergeles. La Junta asume hasta el 88% del presupuesto para Dependencia frente al 12% únicamente del Estado. La ley marca que la financiación debe ser al 50% entre Estado y comunidad autónoma.

ALGUNOS DATOS

uSolicitudes y valoraciones
Al acabar 2018, el Sepad contaba con 54.680 solicitudes para acceder a los servicios que contempla la Ley. 46.533 estaban valoradas.
uDependencia reconocida
Desde mayo de 2015 el número de personas con dependencia reconocida ha aumentado en 9.131.
u24 millones menos
El rechazo a los Presupuestos del Estado deja a la región sin 24 millones previsto para este año, cantidad para reconocer a 6.000 dependientes.

4.100 en lista de espera

En este 2019 el presupuesto del Sepad (Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia) es de 320 millones, 6,6 más que en 2018. Vergeles criticó en este sentido el rechazo a los Presupuestos del Estado que deja a la región, subrayó, sin 24 millones de euros nuevos para dependencia.

El resumen estadístico de la aplicación de la Ley de la Dependencia indica que al acabar el año pasado el 85% de las solicitudes (46.533 sobre 54.680) habían sido valoradas.

2018 terminó con 29.189 personas recibiendo atención, el 87,5% de quienes tenían derecho. Se atendieron a 7.776 personas nuevas, siendo el incremento neto de beneficiarios (diferencias entre altas y bajas) de 3.607. Un aumento del 14,1% en un año y la mayor subida anual desde 2010.

«Desde inicios de legislatura 7.448 personas más están siendo atendidas (un 34,3%)», apuntó el consejero de Sanidad. Desde mayo de 2015, el número de personas con dependencia reconocida ha aumentado en 9.131, un 38% más. «Es una evolución positiva frente a la pérdida en el reconocimiento del derecho de los cuatro años anteriores», completó.

En cuanto a las prestaciones, el 79% de ellas están destinadas a la atención mediante servicios profesionales y un 21% son cuantías económicas para atención dentro de las familias. Mientras, la lista de personas pendientes de ser atendidas disminuyó en 5.413 (un descenso del 43,4%). Desde el inicio de la legislatura la espera ha bajado en un 68%, pasando de 12.817 a 4.152 personas al finalizar el pasado año.

El titular extremeño de Sanidad recordó que el gasto público en atención a la dependencia es una inversión por dos motivos. «Porque estamos haciendo justicia social a los que más lo necesita y porque es un importante nicho de empleo y desarrollo». Por cada millón de euros que se invierte en desarrollar la dependencia se generan 45 empleos directos.

Más