Fallece una religiosa y otra resulta herida en el accidente de La Granja

El punto rojo señala el lugar del siniestro / OpenStreetMap/
El punto rojo señala el lugar del siniestro / OpenStreetMap

La dos monjas trabajaban en la residencia de ancianos Las Masides, en Aldeanueva del Camino, y perteneciente a la Diócesis de Coria-Cáceres

ANA B. HERNÁNDEZ

El dolor sobrecoge hoy la residencia de ancianos La Masides, en Aldeanueva del Camino (Cáceres). Lo hace desde que esta mañana residentes y trabajadores del centro conocieran que dos de las hermanas de la Congregación Marta y María, que se ocupan de la residencia que pertenece a la Diócesis de Coria-Cáceres desde hace dos años, tuvieron un accidente de tráfico con un trágico resultado en la A-66, a la altura de La Granja, precisamente cuando regresaban al centro.

La hemana más joven, de 26 años, falleció en el siniestro y su compañera, de 35 años, tuvo que ser trasladada, en estado muy grave, al Hospital San Pedro de Alcántara, en Cáceres, según ha informado el 112 Extremadura. La mujer herida está siendo intervenida en quirófano para "fijar las fracturas y localizar punto de hemorragia interna", según informan fuentes del Servicio Extremeño de Salud a Europa Press. La ingresada presenta fractura de pelvis múltiple, fractura de cuello fémur derecho, traumatismo abdominal cerrado y shock hemorrágico.

El accidente ha tenido lugar sobre las 11.30 horas de este martes en el kilómetro 443 de la A-66, a la altura de La Granja en sentido Gijón, cuando el vehículo en el que viajaban ambas mujeres se ha salido de la carretera y han quedado atrapadas en su interior.

Hasta el lugar se han desplazado un helicóptero y una ambulancia medicalizada del Servicio Extremeño de Salud (SES), así como un equipo médico del centro de salud de Aldeanueva del Camino. También han llegado al lugar sendas patrullas de la Guardia Civil y de Bomberos, que han trabajado en el rescate de las dos religiosas atrapadas.

Nada más conocer la noticia del accidente, el Obispo Diocesano, Francisco Cerro Chaves, acompañado por el Vicario General, Diego Zambrano, y el Secretario General, Antonio Chapado, se personaron en el lugar del accidente.

El prelado diocesano se puso en contacto con la Congregación para transmitir su pésame por el fallecimiento de la Hermana Blanca, así como para transmitir todo su apoyo tanto a la Congregación, como a los familiares y amigos de esta joven religiosa.

Por otro lado, Francisco Cerro está muy interesado en la situación de la superiora de la congregación, la Hermana Juana de 35 años, que también ha sufrido graves daños en el accidente y se encuentra ingresada en estado grave en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres.

El obispo ha destacado la labor de las religiosas de estos últimos años en la residencia Masides y el cariño con el que tratan a los mayores desde el 2015 (año en que se estableció la congregación en Aldeanueva del Camino). La población está conmocionada también por la noticia, según ha señalado en un comunicado de prensa la Diócesis Coria-Cáceres.