«Liberbank es una entidad sólida», afirma Manuel Menéndez

Una de las primeras oficinas de Liberbank en adaptarse al nuevo y moderno formato. :: luis palomeque/
Una de las primeras oficinas de Liberbank en adaptarse al nuevo y moderno formato. :: luis palomeque

El consejero delegado destaca los niveles de solvencia del banco, del que forma parte Caja Extremadura, con una posición de liquidez de más de 12.000 millones

MARÍA ÁNGELES SAMPERIO

El consejero delegado de Liberbank, Manuel Menéndez, lanzó ayer un mensaje de tranquilidad y afirmó que se trata de una «entidad sólida» y que la reciente volatilidad en la cotización «está influenciada por factores externos al banco, de carácter especulativo». Salió así al paso de los duros días que ha vivido Liberbank con importantes caídas en Bolsa y reafirmó lo que ya el mismo viernes había expresado el consejo de administración.

Menéndez explicó que Liberbank, de la que forma parte la antigua Caja Extremadura, dispone «de unos niveles de solvencia que superan de forma holgada los requerimientos de la regulación» y añadió que «cuenta con una posición de liquidez que se sitúa entre las mejores de los bancos cotizados españoles».

El consejero delegado señaló que «la reciente volatilidad en la cotización está influenciada por factores externos al banco, de carácter especulativo, puesto que no han ocurrido hechos relevantes que justifiquen los cambios tan bruscos en el precio de las acciones» y añadió que «no es adecuado establecer paralelismos entre procesos que son diferentes en lo sustancial, pues la realidad de cada banco es distinta. Nuestra posición de liquidez supera los 12.000 millones de euros y los depósitos de personas físicas representan en torno al 96% del total de los depósitos del banco, de los cuales el 97% tienen un saldo inferior a 100.000 euros. A esto se une el hecho de que el 70% del accionariado, en manos de inversores institucionales, ha mostrado su respaldo al banco, especialmente en estos últimos días».

Además, Menéndez recordó «el compromiso expresado unánimemente por el consejo de administración el pasado viernes, que señaló su plena confianza en la solidez, liquidez y capacidad de atención a todos los clientes del banco y reiteró su firme compromiso con la entidad y con su desarrollo futuro, reafirmando su vocación de estabilidad en el accionariado del banco, conscientes de sus fortalezas y de su capacidad para generar valor».

Fuertes caídas en Bolsa

Los últimos días han sido de infarto para el sistema bancario español por el rescate y compra del Popular que ha ido a las manos del Santander. Liberbank, la entidad de la que forma parte Caja Extremadura, se ha visto arrestada por el 'efecto Popular' y ha sufrido importantes caídas en Bolsa. Un 37% en tres días. El jueves se dejó un 18,3% sobre el parqué y el viernes otro 17,6%, si bien en algún momento de la jornada se llegó a vivir toda una debacle.

Pero el mercado parece ajeno a todas estas señales aparentemente positivas. Desde el pasado 1 de junio las acciones de Liberbank no dejan de caer, acumulando ya una pérdida del 42,6% que ha dejado su capitalización en apenas 598 millones de euros. Si tomamos como referencia la fecha de intervención del Popular, en solo 72 horas su valor se ha depreciado en 385 millones.

Liberbank nació en 2011 formada por Caja Asturias, Caja Cantabria, Caja Extremadura y la CCM, Caja Castilla La Mancha. Las cajas desaparecieron y se convirtieron en las fundaciones que ahora son, precisamente las principales accionistas de un banco que se tendrá que enfrentar esta próxima semana a los vaivenes de un mercado en los que seguramente todavía se vivirán los vaivenes del 'efecto Popular'. Liberbank tiene que aguantar. Desde la entidad se envía un mensaje de tranquilidad.