El plazo para terminar las obras del Aepsa se amplía hasta el 30 de septiembre

Obras de Aepsa./
Obras de Aepsa.

La tardanza del Inem en resolver las solicitudes hacía imposible concluir gran parte de las actuaciones el próximo 30 de junio

CELESTINO J. VINAGRE

El Ministerio de Empleo y Seguridad Social concede tres meses más de plazo a los ayuntamientos extremeños y andaluces para que puedan terminar las obras del Aepsa (el antiguo PER) y no se vean obligados a dejar las actuaciones a medio hacer o devolver dinero.

De esta manera, el Gobierno alarga hasta el 30 de septiembre próximo ese plazo, una medida que no es novedosa toda vez que se ha producido en otras ocasiones aunque ahora se produce por otra causa. Si en casos anteriores el plazo se ha extendido tres meses más debido a cuestiones meteorológicas (lluvias abundantes en invierno o en primavera) en este año no ha sido así pero los municipios se han encontrado con un gran obstáculo burocrático. En Extremadura, el INEM empezó a remitir las resoluciones en las que se aprobaban los proyectos a partir de octubre por lo que las obras no se pudieron iniciar hasta noviembre o diciembre. Como muchas de esas actuaciones contemplan una duración de hasta nueve meses, era imposible cumplir con el plazo primitivo del 30 de junio, fijado por un real decreto de 1998.

Ese es el motivo real del aplazamiento, según varios alcaldes consultados por HOY, aunque en el anuncio que aparece hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE) se justifica en "las intensas precipitaciones acaecidas durante la primavera de 2017, que produjeron inundaciones en amplias zonas del ámbito territorial de Andalucía, Extremadura y en las zonas rurales deprimidas". La primavera que está a punto de acabar ha sido una de las más secas en la región desde 1980.

Esa normativa ministerial de 1998 recoge la concesión de subvenciones a las corporaciones locales para la contratación temporal de trabajadores desempleados, preferentemente eventuales agrarios, para la realización de obras y servicios de interés general y social, en proyectos de garantía de rentas o de generación de empleo estable. Y contempla que deben estar terminadas el 30 de junio como fecha tope, "salvo que concurran causas excepcionales, debidamente justificadas, que determinen la imposibilidad de ejecución en dicho plazo". Los obstáculos administrativos a los que se han visto expuestos los ayuntamientos de Extremadura, obstáculos generados por un retraso en las resoluciones emitidas desde el propio Gobierno, hicieron que, a través de la Federación de Municipios y Provincias de Extremadura (Fempex), se solicitase a la Delegación del Gobierno en Extremadura y esta a su vez al Ministerio de Empleo la ampliación para concluir las obras del Aepsa. El departamento de Fátima Báñez, como se daba por hecho, ha accedido a esa ampliación aunque ha tardado más de lo esperando un concretarlo vía Boletín Oficial del Estado.

Extremadura recibe 39,2 millones para estos programas con cargo a la Aepsa. La Junta pone 5.198.723 euros para sufragar los gastos de la compra de los materiales.