Educación reparará más de 35.000 equipos tecnológicos fuera de garantía

Equipos del aula de informática del colegio cacereño El Vivero. :: jorge rey/
Equipos del aula de informática del colegio cacereño El Vivero. :: jorge rey

La consejería destina dos millones de euros a la creación de un servicio de asistencia tecnológica que incluye recuperar dispositivos obsoletos

JUAN SORIANO

Dotar a las aulas extremeñas de las últimas novedades tecnológicas requiere un gran esfuerzo inversor, como los 38 millones que se emplearon en 2015 para, entre otros dispositivos, adquirir 10.700 tabletas convertibles y 5.200 pizarras digitales. Pero también hay que asumir un gasto en reparaciones para no desechar unos productos que suelen tener pocos años de vida.

Con ese objetivo, la Consejería de Educación y Empleo de la Junta de Extremadura promoverá la reparación de más de 35.000 equipos informáticos que se encuentran fuera de garantía pero que aún pueden prestar servicio. Esta actuación forma parte de un contrato de asistencia técnica para el mantenimiento de la red tecnológica educativa.

Estos equipos fueron adquiridos entre los años 2008 y 2012 dentro de una de las principales fases de dotación tecnológica de la educación extremeña. Los avances del sector hacen que estén prácticamente obsoletos, pero su sustitución obligaría a una nueva inversión millonaria, por lo que se ha optado por su reparación dentro de un concurso más amplio.

El contrato consiste en un servicio de atención a centros educativos para el seguimiento y resolución de consultas técnicas, incidencias y averías de equipos informáticos o de red de comunicaciones. Cuenta con un presupuesto de licitación de algo más de 2 millones de euros y un plazo de ejecución de dos años, prorrogable por otros dos.

El pliego abarca todos los equipos de la red educativa extremeña. Unos 58.000 ordenadores portátiles y 45.000 de sobremesa, alrededor de 800 servidores de centro, 3.200 servidores de aula y 5.000 pizarras digitales. Asimismo, también incluye las redes de datos, los periféricos (como las impresoras) y el resto del equipamiento asociado tanto en los centros educativos públicos como en los centros de profesores. En total, atender unos 840 edificios repartidos por toda la región.

Como indica la Consejería de Educación en la documentación del concurso, la mayor parte de estos equipos tiene una antigüedad superior a los cinco años, por lo que se encuentra fuera de garantía.

El nuevo servicio de atención y asistencia deberá asumir el mantenimiento y reparación de 26.088 portátiles de alumno, la mayor parte adquiridos en los años 2010 y 2011. En la misma situación se encuentran 2.221 ordenadores portátiles para profesor, en uso desde 2008 y 2009, 3.200 servidores de aula, 3.000 ordenadores de aula (ambos de 2008) y 1.099 pizarras digitales con proyectores (comprados de 2009 a 2012). En total, más de 35.600 equipos.

5.200 incidencias al año

El centro de atención y asistencia actuará como un servicio de apoyo en todo lo relacionado con el mantenimiento de los sistemas informáticos y de comunicaciones. Para ello, funcionará como intermediario entre los centros educativos y las empresas que han suministrado los dispositivos que están en garantía, como un punto centralizado para resolución de incidencias al que se podrá consultar a través de teléfono, correo electrónico y página web.

Asimismo, ofrecerá un servicio de monitorización para la detección automática de incidencias. Se plantea la resolución de forma remota de problemas relacionados con el funcionamiento de los programas informáticos, mientras que será necesario el desplazamiento a los centros para realizar los ajustes o las reparaciones que sean requeridas.

La empresa deberá asimismo elaborar informes periódicos de seguimiento en los que se recojan cuestiones como el número de incidencias atendidas y su tipología. También deberá trasladar a los técnicos de la consejería los conocimientos adquiridos como consecuencia de la atención a los usuarios y en especial de los problemas genéricos más cotidianos.

El pliego de condiciones recoge una estimación del número de problemas que deberá resolver el adjudicatario, basándose en datos reales del último año. En concreto, señala que entre febrero y diciembre de 2016 se produjeron 5.185 incidencias. Entre las intervenciones más comunes que se suelen presentar se encuentran la sustitución de fuentes de alimentación de ordenadores de sobremesa, la renovación de ratones y la reparación de pantallas de portátiles.