«De momento estoy contenta de cómo va mi tienda»

Rosana Zahiu gestiona una tienda de productos rumanos. :: g. c./
Rosana Zahiu gestiona una tienda de productos rumanos. :: g. c.

Cada vez son más las mujeres rumanas que montan su negocio en una ciudad donde el paro femenino alcanza casi a 3.000 vecinas

G. C. ALMENDRALEJO.

Rosana Zahiu es una joven de 29 años que vino a España cuando tenía solo 17 años. Después de muchos años trabajando en la hostelería y de estar en el paro, ha decidido hacerse empresaria.

Rosana lleva un mes con una tienda nueva, en plena avenida de La Paz, desde donde vende productos de Rumanía para la comunidad de su país. Desde chuches para niños a embutidos, pasando por bebidas y sobre todo, dulces. «Todo me lo traen de Rumanía», asegura. Y es que es difícil encontrar esos productos en Extremadura. La peculiaridad, los embutidos y quesos ahumados.

Varios negocios rumanos

«De momento estoy contenta de cómo me va», asegura Rosana, que confía en que la abultada comunidad rumana asentada en Almendralejo le sirva para mantener su negocio. Y eso que ya hay otras tiendas especializadas en la capital de Tierra de Barros, desde carnicerías a tiendas de conveniencia.

Rosana es un ejemplo, y cada vez hay más, de personas de Rumanía que se arriesgan a poner un negocio en España. Es curioso que entre ellos abunden las mujeres, ya que son numerosas las rumanas empresarias de la hostelería o de otros negocios.

En Almendralejo ha habido varias asociaciones de rumanos y siempre han estado lideradas por mujeres. Ahora ya no funciona ninguna, según apunta desde los Servicios Sociales de Base la persona encargada de inmigración.

Rosana está feliz en España y en Almendralejo, donde sólo lleva la mitad de los años que hace que está en este país. Y asegura que nunca se ha sentido discriminada por ser de Rumanía. La convivencia ha sido buena desde el principio y se siente como una ciudadana más en esta capital eminentemente agrícola y empresarial.

Su marido también trabaja en la ciudad, en una empresa relacionada con la construcción.

En Almendralejo, además, hay también una iglesia de culto ortodoxo, donde se congregan los rumanos cada domingo para la misa semanal.

 

Fotos

Vídeos