¿Cuánto tiempo hay que dedicar a los deberes?

¿Cuánto tiempo hay que dedicar a los deberes?

Educación pregunta a padres, profesores y alumnos 20 cuestiones relacionadas con las tareas en casa antes de decidir si regula este tema

ANA B. HERNÁNDEZ

¿Cuánto tiempo dedicas de lunes a viernes a los deberes?, ¿los haces solo o necesitas ayuda?, ¿te parecen difíciles?, ¿requieres ordenador para hacerlos?

Son solo algunas de las cerca de veinte preguntas que deberán responder alumnos de cuarto de Primaria y de segundo de Secundaria sobre los deberes escolares. Son los dos cursos a los que la Consejería de Educación ha decidido destinar los cuestionarios elaborados sobre las tareas para casa. El segundo paso  que lleva a cabo la Junta para decidir si este asunto requiere o no ser regulado en la región y de qué forma, después de que el pasado octubre anunciara la apertura de un debate público.

Lo hizo atendiendo a la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de centros públicos (Freapa), que solicitó por escrito que los deberes sean voluntarios y no evaluables. Y también al Pleno de la Asamblea de Extremadura que, por iniciativa de Ciudadanos, le instó a que promoviera acciones para rebajar la cantidad de deberes que los alumnos de Educación Primaria deben hacer en sus casas y que estas tareas fueran solo complementarias de las del horario escolar.

El departamento que dirige Esther Gutiérrez se puso manos a la obra entonces y optó por abrir un debate público sobre las tareas que los profesores mandan a los alumnos para que las hagan en casa. Para ello, se formó un grupo de trabajo en el seno del Consejo Escolar de Extremadura que ya ha elaborado los tres cuestionarios diferentes para los tres colectivos a los que van dirigidos. Porque además de los alumnos de cuarto de Primaria y segundo de Secundaria, profesores y padres de los mismos también deberán responder a preguntas.

Los primeros tendrán que detallar, entre otras cuestiones, con qué frecuencia mandan deberes, en qué medida cuentan en la nota de la evaluación, si se coordinan con el resto de docentes para poner tareas para casa a los alumnos, si estas son adaptadas a los escolares, si después se corrigen o no en clase y si consideran que los deberes que encargan son creativos o repetitivos.

Los segundos, por su parte y también entre otras preguntas, responderán si ayudan o no a sus hijos con los deberes, si creen que influyen o no en sus resultados académicos, si van a extraescolares, por qué y cuánto tiempo les dedican, si las tareas para casa afectan al ocio familiar, si consideran que deberían mantenerse...

Los cuestionarios llegarán a los centros educativos entre los días 2 y 3 de marzo, según se ha acordado en la Permanente del Consejo Escolar de Extremadura. Entre los días 6 y 10 se responderán por los escolares de Primaria. Y entre los días 13 y 17,  por los de Secundaria, así como por los padres y profesores de unos y otros en las mismas fechas.

Después será el momento de analizar las respuestas y sacar conclusiones. Estas llegarán al Consejo Escolar de Extremadura y las mismas marcarán el futuro de los deberes en la comunidad autónoma. Porque en función de las respuestas de la comunidad educativa se decidirá si es conveniente o no la regulación de las tareas que se mandan para casa y, en caso afirmativo, cómo hacerla.

Hasta el momento, y de forma general, los padres se han mostrado a favor de su regulación y los docentes, no. Estos consideran que el debate real no son los deberes sino la conciliación y que las tareas para casa, además de servir para apoyar lo explicado en el aula, crean un necesario hábito de estudio.