Tráfico y Guardia Civil piden extremar la precaución en las carreteras por el temporal

La delegada del Gobierno en la región, Cristina Herrera, ha querido ofrecer una serie de consejos y medidas que todos los ciudadanos

E.P.

La Delegación del Gobierno en Extremadura, la Jefatura de Tráfico de Badajoz y la Guardia Civil han recomendado, de cara al temporal previsto para los próximos días, extremar la precaución y disminuir la velocidad cuando se circula por las carreteras de la región, así como aumentar el margen de seguridad y tener un adecuado mantenimiento de los vehículos.

La delegada del Gobierno en la región, Cristina Herrera, ha concretado que ante la situación climatológica que se vivirá los próximos días en Extremadura han querido ofrecer una serie de consejos y medidas que todos los ciudadanos deben cuidar para tratar de evitar accidentes que, en algunos casos, puedan ser mortales.

"La situación que vamos a vivir a partir del miércoles no es excepcional en la región; todos los años vivimos situaciones similares, pero creemos que la difusión de estas medidas puede ser fundamental para salvar vidas", ha señalado, a la vez que ha matizado que en estos momentos Extremadura vive una situación de temperaturas frías que ha generado, hasta ahora, heladas dispersas y especialmente en zonas bajas.

Las heladas hasta ahora están siendo, además, de relativa escasa duración, pero ello va a cambiar entre este martes, día 17, y el miércoles, día 18, con la entrada de aire siberiano más frío y más seco, de forma que, como consecuencia y según ha resaltado Herrera, las heladas nocturnas pasan de aisladas a generalizadas en toda Extremadura y en todas las cotas, y más intensas y de larga duración ya que las temperaturas diurnas, las máximas, bajarán notablemente.

Placas de hielo

Acompañada del jefe provincial de Tráfico, Ignacio Martínez, y del comandante jefe del sector de Tráfico de la Guardia Civil en la región, Héctor David Pulido, Cristina Herrera ha precisado que desde el punto de vista del tráfico eso implica que las placas de hielo que se puedan formar tenderán a persistir también durante el día y especialmente en zonas de umbría.

Ha agregado que aunque las precipitaciones, incluida la nieve, están descartadas, factores como la lluvia, la nieve, el hielo, el viento, la niebla y el granizo que en los meses invernales "se cobran un importante 'peaje' en siniestros y víctimas mortales en carreteras" están "detrás" de muchos de estos accidentes.

Así y para la delegada, el factor humano, el vehículo y la vía son "decisivos" a la hora de prevenir los posibles accidentes que puedan tener lugar dado que conducir con climatología adversa añade un "plus de peligrosidad" a la conducción, dificulta las maniobras y "lleva a situaciones delicadas y a veces difíciles difíciles de gestionar, sobre todo si no se hace una conducción mucho más prudente".

Consejos

En este sentido, Ignacio Martínez ha precisado que las "claves" son adaptar la velocidad al estado del suelo porque la visibilidad siempre es menor a la habitual, aumentar la distancia de seguridad para tener mayor capacidad de reacción, llevar los neumáticos en perfecto estado, evitar frenadas bruscas, llevar siempre las luces encendidas, hacer las maniobras sin brusquedad, cuidar el buen funcionamiento del sistema de aireación interior para desempañar eficazmente los cristales y llevar cadenas.

Ha recalcado que la lluvia es la situación climatológica que más incidencia negativa tiene en la siniestralidad y que ante la misma se debe reducir la velocidad y que tanto el parabrisas y los neumáticos estén en un correcto estado.

La niebla es la segunda causa de mayor siniestralidad con mal tiempo y se debe saber cuándo utilizar el alumbrado antiniebla y adecuar la velocidad a la marcha, mientras que el viento es la tercera y en relación al mismo ha aconsejado tener un especial cuidado cuando se adelanta y especialmente si es un vehículo voluminoso.

El último factor de siniestralidad es la nieve, ante la cual también se debe conducir con precaución reduciendo la velocidad, encendiendo el alumbrado de cruce y aumentando la distancia de seguridad, según ha explicado Martínez, que ha incidido en que otro factor de riesgo "adicional" es el vaho del parabrisas y ha recomendado quitarlo dirigiendo el flujo de aire caliente hacia el parabrisas y también poniendo el aire acondicionado.

Asimismo y ante la aparición de hielo en la calzada, ha aconsejado reducir la velocidad y extremar la suavidad de movimientos al actuar con el volante, el freno y el acelerador y ha apostillado, en todo caso, que se debe extremar la precaución, disminuir la velocidad y mantener la distancia de seguridad para tener un "margen" para gestionar "cualquier situación potencial de riesgo".

Plan de actuación en nevadas

Por su parte, Héctor David Pulido ha concretado que en la agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en Extremadura se ha establecido un plan de actuación en nevadas coordinado por la Delegación del Gobierno con otras administraciones, servicios e instituciones y que se activó con la llegada del invierno, así como que cuenta como misión garantizar la circulación de los vehículos en situaciones de nevadas o heladas.

Otra de sus misiones es prevenir, evitar y reducir al mínimo los tramos sometidos a restricción y, si fuera pertinente, asistir a las personas atrapadas en sus vehículos, según ha agregado el comandante, que ha ofrecido dos consejos cuando hay fenómenos adversos y en general cuando se circula: prevención y prudencia.

En cuanto a la prevención, ha abogado por tener un vehículo preparado y por estar informados, cuando se va a iniciar un viaje, de las condiciones de la carretera, y en materia de prudencia ha indicado que se debe ajustar la velocidad y la distancia de seguridad entre vehículos, al tiempo que ha concluido señalando que él recomienda, y lo hace personalmente, tener siempre unas cadenas en el coche "permanentemente" y practicar su colocación previamente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos