Sanidad espera contar a finales de año con una propuesta de mapa sanitario

Vergeles, consejero de Sanidad, y Ceciliano Franco, del SES. :: brígido/
Vergeles, consejero de Sanidad, y Ceciliano Franco, del SES. :: brígido

El decreto incluirá las nuevas unidades de cuidados críticos de los hospitales de Coria, Llerena y Navalmoral de la Mata

JUAN SORIANO

La Consejería de Sanidad y Políticas Sociales de la Junta de Extremadura espera contar a finales de este año con el decreto de modificación del mapa sanitario de la región, que adaptará la zonificación a las necesidades actuales del servicio.

El responsable de Sanidad, José María Vergeles, compareció ayer en la Asamblea a petición del PP para explicar los pasos que está dando después de que en noviembre del pasado año se diera a conocer la intención de acometer la modificación del mapa sanitario. El diputado del PP, José Ángel Sánchez Juliá, señaló que esta solicitud obedece a que la oposición no cuenta con información sobre el proyecto.

Vergeles indicó que la modificación se hará con transparencia y participación, pero que se deben dar los pasos necesarios. Según dijo, la intención es revisar un mapa que no se toca desde el año 2008 y que debe adaptarse a nuevos patrones de enfermedades. Una vez abierto el proceso, hasta el pasado mes de mayo se han recopilado distintas propuestas. Corresponden en su mayor parte a las gerencias de área, algo menos a entidades locales y menos aún a organizaciones y colectivos.

El Servicio de Planificación Sanitaria las ha clasificado entre aceptables, que pasan a una fase de estudio, y no aceptables, que son rechazadas por implicar un empeoramiento del servicio. El consejero apuntó que para ello se emplean criterios como la población (volumen de habitantes, características sociodemográficas, cambios en los últimos años, etc.), la distancia tanto en longitud como en tiempo a los recursos y la prevalencia de enfermedades.

Las propuestas consideradas aceptables se han enviado a las administraciones locales afectadas para que presenten alegaciones. Asimismo, se recabará la opinión del Servicio Extremeño de Salud. Después se contará con el Consejo Extremeño de Salud y los consejos de zona, para lo que ha sido necesario reactivar estos órganos de participación. Por último, se elaborará un borrador y se expondrá al público para posibles alegaciones antes de su aprobación por el Consejo de Gobierno.

Cambios en estudio

Vergeles señaló que se ha sometido al trámite de alegaciones que los centros de salud Urbano y Rural de Trujillo se conviertan en Este y Oeste, y cambios en la adscripción de dos calles de las zonas de salud de Plasencia. Asimismo, que las localidades de Gargáligas y Los Guadalperales pasen a depender de la zona de salud de Orellana la Vieja en lugar de la de Navalvillar de Pela; que Casas de Millán y Cañaveral pasen de la zona de Casar de Cáceres (del Área de Salud de Cáceres) a la de Torrejoncillo (del Área de Coria), y que Holguera dependa de la inspección de Coria en lugar de la de Plasencia.

Además, se plantean las unidades de cuidados críticos de los hospitales de Coria, Navalmoral de la Mata y Llerena, un compromiso ya asumido por el Gobierno regional que también se quiere incluir en el mapa aunque no afecte a la zonificación.

Tampoco afectarán los nuevos hospitales de Cáceres y Don Benito-Villanueva de la Serena, aunque Vergeles no descartó analizar más cambios en el futuro, como puede suceder de salir adelante la propuesta del presidente de la Junta de implantar la provincia única para la organización educativa y sanitaria.

Junto a esto, indicó que está en estudio el cambio en la atención continuada a Torrecillas de la Tiesa de la zona de salud integrada por Jaraicejo, Aldea del Obispo, Aldeacentenera, Deleitosa y Madroñera.