CCOO confía en que la investigación aclare que la actuación del sindicato fue "totalmente correcta"

EFE

CCOO confía en que la decisión de la Fiscalía Anticorrupción de instar al Juzgado Decano de Instrucción de Badajoz a que abra investigación sobre un presunto fraude en la convocatoria de cursos de 2011 por parte de UGT, CCOO y CREEX sirva para aclarar de manera definitiva y rápida que la actuación del sindicato fue "totalmente correcta".

En un comunicado, este sindicato indica que "a falta de una comunicación oficial de esta decisión de la Fiscalía", se saluda este paso para que se resuelva lo antes posible el proceso judicial y se pueda verificar fehacientemente la falta de fundamentos de las acusaciones, "cerrando así los otros juicios paralelos al margen de los tribunales, que sólo buscan enturbiar la imagen de los sindicatos".

Añade que CCOO puso por propia iniciativa a disposición de la Fiscalía Anticorrupción una copia de toda la documentación de los cursos desde el momento en el que el Servicio Público de Empleo Extremeño (SEXPE), bajo el anterior Gobierno del PP, presentó la denuncia.

Asegura que esto se hizo para demostrar desde el primer momento que toda la actuación del sindicato se ajustaba a las bases de la convocatoria, que estaba todo debidamente justificado según las exigencias de la Administración regional y que el sindicato buscaba colaborar activamente para darle celeridad al proceso.

CCOO espera que la investigación se resuelva pronto porque hay que reconocer que los responsables políticos del PP "consiguieron en parte sus objetivos, que no eran otros que dañar la reputación sindical a pocos meses de las elecciones autonómicas".

Por eso, CCOO saluda esta investigación judicial como el mejor camino para demostrar objetivamente ante la opinión pública la falsedad de las acusaciones vertidas por el anterior Gobierno de Monago.

Añade que la decisión de la Fiscalía Anticorrupción era lógica y previsible con el fin de despejar las incertidumbres que sembró la denuncia del SEXPE, pese a que no había ninguna notificación resolutoria de este organismo y no se había reclamado al sindicato ninguna cantidad ni plazos de devolución.

De hecho, en el proceso de justificación se cruzaron diversos requerimientos y comunicaciones entre CCOO y el SEXPE para tramitar con normalidad esta justificación y repentinamente apareció, en una rueda de prensa a bombo y platillo, el anuncio de la denuncia por parte del Ejecutivo regional de Monago sin aviso oficial previo.

En todo caso, entiende que la tranquilidad del sindicato se refuerza con el hecho de que las acciones formativas a las que alude la Fiscalía están justificadas doblemente, por un lado con los requisitos de un decreto de 2008 y después con otro de 2012, que es en el que se basa la auditoría que encargó el SEXPE.

De la convocatoria en cuestión, CCOO ejecutó 149 acciones formativas que atendieron a 2.242 alumnos por un valor total de 1.766.839 euros.

La documentación de todos y cada uno de estos cursos se justificó totalmente y su documentación fue puesta desde el principio a disposición de los medios de comunicación y la Fiscalía.