Extremadura soporta la primera mitad de julio más calurosa en décadas

Demasiado calor termina provocando irritabilidad y otros problemas. /
Demasiado calor termina provocando irritabilidad y otros problemas.

Según la Aemet, la media de las temperaturas máximas supera en dos grados la habitual

J. LÓPEZ-LAGO

No hay picos de temperaturas alarmantes, pero sí demasiados días seguidos de mucho calor. Si fuéramos un trozo de carne a la brasa, los extremeños no nos quemaríamos por fuera, más bien nos estaríamos asando lentamente por dentro. En la delegación extremeña de la Agencia Estatal de Meteorología no han visto un verano así, al menos desde 1955, año en que se miden y guardan los datos de Badajoz capital, y 1982 en el caso de Cáceres.

noticias relacionadas

Su director, Marcelino Núñez, habla de una primera quincena de julio inusual, con más de dos grados de temperatura de media en las máximas, que históricamente en Badajoz han sido de 34,3 grados para todo el mes, y que a día de ayer ya alcanzaban los 36,4 grados. En el caso de Cáceres la media de las máximas en julio es de 33,6 grados, y en este 2015 va por los 36,2.

Lo curioso, prosigue, es que no suele ser la primera quincena la más calurosa, sino la segunda. De hecho, las tres semanas que quedan hasta finalizar la primera semana de agosto son siempre la época más calurosa del año. Dicho de otro modo, atendiendo a la estadística y superadas ya tres olas de calor, lo peor del verano aún está por llegar.

Lo único que queda por ver es si en los próximos días se superan los picos máximos registrados en 1995, cuando en Cáceres el termómetro marcó 42 grados y en Badajoz 44,4. Este año lo máximo hasta ahora ha sido 38,9 el pasado 7 de julio y 40 grados el día 6, respectivamente.

40 grados para hoy

En estos momentos se ha iniciado la tercera ola de calor del año, con alerta amarilla y naranja según el punto de la comunidad autónoma. Las zonas más expuestas son las Vegas de Guadiana y el Valle del Alagón. En algunos lugares, como Badajoz capital, se prevén hasta 40 grados, igual que en Cáceres.

Según el meteorólogo Marcelino Núñez, este calor procede de África. Llega por tanto desde el Sur, y queda bloqueado sobre la península por un anticiclón cálido y muy pesado centrado en el Atlántico. Estos dos factores hacen que sea complicado predecir si el calor persistirá con unos niveles tan altos de temperatura en la próxima semana. De ser así, el mes avanzará hacia el título del julio más caluroso desde que se miden estos datos en la región. Según Marcelino Núñez, «que ahora haga calor tantos días seguidos no quiere decir que vaya a hacer menos calor en los próximos días».