La Junta de Extremadura empieza a suprimir la denominación Gobex

Pantallazo ayer de la página oficial de la Junta./
Pantallazo ayer de la página oficial de la Junta.

Gil Rosiña, la nueva Portavoz del ejecutivo, dice que «se vuelve así a la legalidad»

J. L. G.

Apenas habían pasado unas horas desde la toma de posesión de Guillermo Fernández Vara como presidente, y la denominación de Junta de Extremadura para referirse al ejecutivo autonómico empezó a fluir de nuevo. La página en Internet del gobierno regional, los mensajes convocando a los medios y los correos electrónicos oficiales ya han desterrado el nombre de Gobierno de Extremadura, una idea del anterior etapa popular que luego fue abreviado a Gobex.

Según la nueva portavoz de la Junta, Isabel Gil Rosiña, «se vuelve a la normalidad y a la legalidad pues es el nombre que recoge el Estatuto de Autonomía». Si aún persiste la denominación de Gobex en algunos de sus apartados, esto se debe, según Gil Rosiña, «a que de momento hemos cambiado lo mínimo pues si se anulara todo de golpe se podrían perder muchos formularios que utilizan los ciudadanos para estar en contacto con la Administración. Los cambios se harán poco a poco».

De momento, lo más llamativo es la sustitución de una silueta del edificio de Presidencia de la Plaza del Rastro que aparecía destacado en la portada, por el escudo de Extremadura, que es lo que destaca en la parte superior izquierda. Lógicamente, también se ha cambiado el perfil del presidente y ahora aparece el de Fernández Vara.

Muchos medios adoptaron la referencia de Gobex en la pasada legislatura, pese a que legalmente la denominación siempre ha sido Junta, en vez de Gobierno. Así lo recoge el Estatuto de Autonomía (para reformar este aspecto habría que haber sumado una mayoría cualificada que el Grupo Popular no tenía), y por tanto así han sido firmados documentos oficiales del ejecutivo regional, por ejemplo el Diario Oficial de Extremadura.

Cambio en el DOE en 2011

Precisamente este boletín dio cuenta en septiembre de 2011 del cambio de denominación en el nombre y en la identidad corporativa de la Junta, aunque no pudiera aplicarse para asuntos legales, solo para cuestiones de imagen.<

Para ello, el equipo de Monago modificó el decreto del año 2002, que establecía que los elementos básicos de identidad de la región eran el escudo, la bandera y el logotipo Junta de Extremadura. Según se aprobó el 6 de septiembre de 2011, lo seguirán siendo los dos primeros, que ganarán en protagonismo, mientras que el último muta su denominación por la de Gobierno.

Aquel cambio se justificó así en el DOE: «La imagen gráfica es un referente de primer orden y el Gobierno de Extremadura no puede permanecer ajeno a esta realidad». Además, se aseguró que la transición no costaría un solo euro a las arcas públicas, aunque a las pocas semanas se vieron los cambios en cada puesta en escena de Monago y su equipo, empezando por un gran metacrilato de fondo en la sala de Presidencia de la Junta, y acabando con autobuses enteros rotulados con el nuevo nombre ideado por el anterior gobierno.

El otro cambio formal que se acometerá en este inicio de legislatura afectará a la Asamblea, institución que el presidente anterior de la Cámara cambió a Parlamento y que ahora vuelve a llamarse con su nombre oficial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos