Piden a Carmena la retirada de la calle al general Yagüe, responsable de la represión en Badajoz

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Extremadura (Arhmex) ha solicitado a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, la retirada de la calle

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Extremadura (Arhmex) ha solicitado a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, la retirada de la calle dedicada al general Yagüe en la capital española, por ser responsable de la "cruenta represión" sufrida por los ciudadanos Badajoz tras el levantamiento militar de 1936 liderado por Franco.

En un escrito registrado en el consistorio madrileño con fecha de 3 de julio, la asociación apela a la sensibilidad de la alcaldesa, y al "respeto a todas las víctimas del franquismo, y a la víctimas extremeñas en particular", para que lleve a Pleno la retirada y cambio de nombre "inmediato" de la citada calle.

Se trata de una petición que por los mismos motivo ya ha remitido al Ayuntamiento de Oviedo, según ha informado la asociación en una nota de prensa.

El colectivo se ampara en su solicitud en el art. 15.1º de la Ley 52/2007 (conocida como Ley de la Memoria Histórica) para que se acuerde por el Pleno de dicha corporación, tras los trámites legales oportunos, la retirada de la "Calle General Yagüe" del callejero de Madrid.

La Arhmex considera que la "exaltación" de la figura "del militar golpista" Juan Yagüe Blanco es "inasumible". "El militar golpista, de infausto recuerdo, como es sabido, fue el máximo responsable militar de la cruenta represión llevada a cabo en Badajoz, a partir de la toma de nuestra ciudad el 14 de agosto de 1936, por las tropas golpistas".

Asimismo, recuerda el colectivo que las administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, están "obligadas legalmente a tomar las medidas oportunas para la retirada de estas dedicatorias o menciones conmemorativas, como es el caso".

Desde la Arhmex, consideran que esa calle debe ser retirada del callejero, tanto por cuestiones de legalidad (Ley 52/2007), como "por respeto a todos los ciudadanos demócratas en general de Madrid, así como de Badajoz y Extremadura en particular".

Esa medida está sustentada en la Ley, en el principio de "evitar toda exaltación de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión franquista de la Dictadura, en el convencimiento de que los ciudadanos tienen derecho a que así sea, y a que las menciones del callejero, sean ocasión de encuentro y no de enfrentamiento, ofensa o agravio".