Fomento despide a dos trabajadores de ITV por tener formación superior

Un operario en plena revisión de la ITV en Cáceres/
Un operario en plena revisión de la ITV en Cáceres

La rescisión de los contratos se produce después de superar un proceso selectivo y llevar más de un año trabajando

ANA B. HERNÁNDEZ

El juzgado ha admitido a trámite una demanda presentada por dos trabajadores de ITV contra la Junta después de que la Consejería de Fomento les haya rescindido el contrato. El motivo es que tienen una titulación superior a la exigida.

Ambas personas se presentaron al proceso selectivo por el que salieron a concurso siete plazas de laborales en diferentes ITV de la región. Aprobaron la fase de oposición, pero no tuvieron puntos suficientes para conseguir una de las siete plazas en propiedad y pasaron a la bolsa de trabajo en segunda y tercera posición.

Cuando surgieron vacantes en las estaciones fueron llamados. Uno comenzó en abril de 2013 y el otro, en junio de ese mismo año.

Sin embargo, un año después la Junta puso en marcha un procedimiento administrativo que culminó el pasado abril con la rescisión de sus contratos. Porque ninguno de ellos tiene el título de grado medio exigido en algunas de las especialidades de la familia de Transporte y Mantenimiento de Vehículos, aunque sí el de técnico superior en Automoción, perteneciente a la misma familia profesional.

Los demandantes explican en sus escritos judiciales que fue con esta titulación con la que se presentaron al proceso selectivo, en el que participaron tras ser admitidos, y con la que firmaron los contratos laborales. La Junta, por su parte, argumenta que inició el proceso de rescisión cuando constató que ambos carecían de la titulación exigida y que, a diferencia de lo que entienden los trabajadores, estar en posesión de otra titulación equivalente a la exigida tanto para participar en el proceso selectivo, como para posteriormente ser contratado, no significa que esta titulación tenga que ser superior.

Doble criterio

Hace unos meses, sin embargo, la aspirante a una plaza de arquitecto técnico de Gisvesa contactó con este periódico para expresar su queja por que la Consejería de Fomento contratara para el puesto a un arquitecto superior. A su juicio, la adjudicataria no cumplía con el requisito formativo establecido en la oferta laboral. «En la oferta de trabajo se dice que la titulación exigida es arquitecto técnico o grado equivalente . El perfil fijado en la oferta laboral es de mínimos y la persona seleccionada es arquitecto», respondió entonces la Consejería de Fomento a la queja de la aspirante, dando por hecho que la oferta era de mínimos, aunque no se especificaba así en el anuncio público.

Sin embargo, en el caso de las ITV ha sido un criterio contrario el que ha guiado a la Consejería de Fomento, porque ahora sí entiende que la titulación exigida no es de mínimos y que, por tanto, no se puede aceptar una formación superior.

«Dándose la circunstancia, además, que con esta formación podemos desempeñar perfectamente el trabajo de inspectores en la ITV, un trabajo que están realizando personas que solo tienen graduado escolar, otras que tienen grados medios y otras con nuestra misma formación», explica uno de los afectados. Reconoce, no obstante, que los técnicos superiores que están trabajando en la actualidad en las ITV no accedieron a los puestos con esta formación, sino que accedieron a los mismos tras el proceso de 2006, cuando solo se exigía el graduado escolar, a diferencia del grado medio que se pedía en la última convocatoria de 2010, siempre según su versión.

Es el motivo por el que ponen de manifiesto en su demanda que solo con la formación superior se puede llevar a cabo una inspección completa del vehículo. «Posibilidad que no está al alcance de los titulados medios aunque, de forma totalmente irregular, titulados medios sin formación en carrocería están plasmando su visto bueno en fichas de inspección de vehículos cuya revisión requiere conocimientos en esta materia», recoge el escrito judicial.

Su abogado mantiene que con una formación superior pueden participar en el proceso selectivo y ser contratados para inspeccionar vehículos. «No tiene sentido que después se les rescindan los contratos, si se tiene en cuenta además que el decreto de la Junta que regula los requisitos que deben cumplir los trabajadores que trabajen en las ITV privadas, deben tener una titulación mínima de grado medio, por lo que sí se admite a quienes tengan la formación superior».

Por último, el letrado ha adjuntado a su demanda una sentencia del TSJEx que da la razón a una recurrente frente a la Junta cuando reclama que aquellos con una titulación superior puedan acceder a unas pruebas selectivas en las que se establecen como requisitos titulaciones inferiores. «Una interpretación lógica y coherente, derivada de estas titulaciones piramidales, conlleva a entender, salvo interpretaciones contradictorias y absurdas, que quien puede lo más, puede lo menos», señala el tribunal.

«Así pues, entendemos que la dicción literal de las bases exigiendo como titulación imprescindible y única las expuestas en las mismas y obviando o no permitiendo aquellas otras superiores, vulneran la legislación y los principios constitucionales de mérito y capacidad en el acceso a la función pública», zanja el TSJEx.

 

Fotos

Vídeos