Siete de los 65 diputados de la Asamblea renuncian a la dedicación exclusiva

JUAN SORIANO

Casi el 90% de los diputados de la Asamblea de Extremadura tendrán dedicación exclusiva en la nueva legislatura, con lo que no podrán percibir ninguna otra remuneración al margen de los 58.047,64 euros brutos anuales que concede la Cámara regional. De los 65 parlamentarios, 58 trabajarán a cargo del Parlamento extremeño y siete podrán compatibilizar su labor política con su empleo. Pero habrá cambios, ya que falta nombrar a dos senadores y ampliar la Mesa, así como posibles nombramientos en el nuevo gobierno de Fernández Vara.

El Reglamento de la Asamblea establece que a partir de la constitución de los grupos parlamentarios, que se produjo a finales de la semana pasada, se debe comunicar a la Mesa los diputados que se acogen al régimen de dedicación exclusiva, los llamados liberados. Entre ellos ya se encuentran los cinco componentes del órgano de gobierno interior del Parlamento regional: dos del PSOE, dos del PP y uno de Podemos.

En una primera notificación, el Grupo Parlamentario Socialista solicitó la liberación de otros 24 diputados. Como dispone de 30 parlamentarios, y teniendo en cuenta a los dos de la Mesa, cuatro renunciaban a la dedicación exclusiva. Después se ha añadido uno más, con lo que al final son tres los que no han querido acogerse a este régimen. Se trata de Rosa Ana Chamorro, María Ángeles Ugalde y José María Vergeles.

El portavoz del Grupo Socialista, Valentín García, señala que se debe a cuestiones laborales y que previsiblemente terminarán solicitando la dedicación exclusiva.

En cuanto al PP, ha pedido la liberación de 22 de los 28 diputados de su grupo. De los otros seis, dos forman parte de la Mesa y otro, Diego Sánchez Duque, ya está acogido a este régimen en el Senado. De esa forma, han renunciado a esta opción tres parlamentarios: José María Saponi y las consejeras en funciones Trinidad Nogales y María Ángeles Muñoz.

El portavoz adjunto del Grupo Popular, Luis Alfonso Hernández Carrón, explica que se ha dado total libertad a los diputados para elegir su vinculación con la Asamblea. Señala que tres han preferido no liberarse por cuestiones «puramente personales y no políticas», pero que eso no implicará una merma en su dedicación ni en su participación en plenos y comisiones.

Podemos y Ciudadanos

Además de su representante en la Mesa, Podemos ha pedido la dedicación exclusiva para sus otros cinco diputados. Ya han anunciado que sólo percibirán tres veces el salario mínimo interprofesional (1.950 euros) y que el resto se destinará al partido y a fines sociales.

Por último, la única parlamentaria de Ciudadanos, María Victoria Domínguez, no ha pedido la liberación. Pero lo más probable es que acabe accediendo a ella cuando se modifique el Reglamento y acceda a un puesto en la Mesa.

 

Fotos

Vídeos