Sindicatos y patronal piden a Monago que paralice las ayudas a la formación

Reunión entre responsables de la Junta y los agentes sociales en julio del pasado año/
Reunión entre responsables de la Junta y los agentes sociales en julio del pasado año

La Administración regional en funciones prepara la aprobación de tres convocatorias dotadas con 7,65 millones de euros

JUAN SORIANO

Los sindicatos y la patronal empresarial reclaman a la Junta de Extremadura que no convoque nuevas ayudas a la formación de trabajadores, ya que consideran que no se ha contado con la participación de los agentes sociales. Además, recalcan que se trata de un gobierno en funciones y que la decisión corresponde al PSOE, que se impuso en las elecciones del 24 de mayo.

La Consejería de Empleo de la Junta de Extremadura prepara la convocatoria de tres líneas de ayudas para la formación de trabajadores desempleados y ocupados y para acciones formativas con compromiso de contratación. La dotación asciende a 6.400.000, 1.000.000 y 250.000 euros, respectivamente, lo que supone un total de 7.650.000 euros.

El Ejecutivo autonómico citó a patronal y sindicatos a una reunión extraordinaria de la Comisión Permanente del Consejo de Formación Profesional de Extremadura para presentar los borradores de las órdenes que regulan las tres convocatorias, que en años anteriores también se han convocado en el mes de junio (así ocurrió en 2011). La intención de la Junta en funciones es que se aprueben de forma definitiva en el Consejo de Gobierno del próximo 16 de junio, tras lo que se publicarían en el Diario Oficial de Extremadura para abrir el plazo de presentación de solicitudes.

Sin embargo, tanto los sindicatos como la patronal extremeña piden a la Administración regional que renuncie a estas tres convocatorias y deje su tramitación en manos del nuevo gobierno autonómico. Esto supondría un retraso en el inicio de los cursos, previsto para otoño, pero consideran que el proceso tendría así más garantías.

Según indica Miguel Coque, secretario de Formación y Empleo de CC OO Extremadura, el pasado mes de marzo el Gobierno aprobó un nuevo marco estatal para estos cursos. Entre otras cuestiones, establece que las ayudas se asignarán en régimen de concurrencia competitiva, de modo que quien presente la mejor puntuación será quien se lleve los fondos. Pero añade que la administración convocante debe contar con un informe, preceptivo pero no vinculante, de las asociaciones empresariales y sindicales.

Coque señala que la Administración regional quiere aprobar las tres convocatorias sin desarrollar la norma estatal con un decreto autonómico y sin contar con los agentes sociales, que reclaman participar en el diseño de los cursos. «Si sacan las órdenes las vamos a impugnar», afirma. «Exigimos que no pasen por Consejo de Gobierno».

En la misma línea, Ana Santos, secretaria de Formación y Cultura de UGT Extremadura, destaca que hace apenas tres meses que se aprobó un nuevo modelo que exige diálogo social para la convocatoria de este tipo de ayudas. Sin embargo, asegura que desde la Junta «no han contado con nosotros».

Además, apunta que se han introducido «modificaciones sospechosas» respecto a anteriores convocatorias. Entre ellas, ahora se valora menos la experiencia, lo que a su juicio podría significar una ventaja para ciertas academias.

Por su parte, la Consejería de Empleo afirma que los sindicatos pretenden que no haya convocatorias hasta que el ministerio publique el reglamento correspondiente, «privando así de derecho de cualificación a los extremeños».

La Junta añade que la paralización de la convocatoria supondría prescindir de los cursos hasta el año 2017, tiempo que transcurriría hasta que fuese posible un nuevo decreto regional. Pese a advertirlo, indica que los sindicatos «reiteraron su intención de obstaculizar la convocatoria, interponiendo sus intereses particulares a los de todos los trabajadores, desempleados y ocupados de nuestra comunidad».

Riesgo para las academias

La propuesta de la Junta tampoco agrada a la Confederación Regional Empresarial Extremeña (Creex), a pesar de que entre sus asociados se encuentran las academias de formación que esperan estas ayudas para desarrollar nuevos cursos.

El secretario general de la Creex, Francisco Javier Peinado, apunta que en el Consejo General de Empleo ya se reclamó que los agentes sociales pudieran participar en el diseño de los cursos, pero su petición no ha sido atendida. Como explica, en la actualidad hace falta personal formado en dependencia, pero las acciones en este área no sólo no han aumentado, sino que disminuyen.

Junto a esto, apunta que el Ejecutivo autonómico del PP está en funciones y que se ha producido un cambio de gobierno, por lo que se debería dejar estas convocatorias en manos del PSOE. Afirma que lo mismo se pidió en 2011 con la situación a la inversa y que tampoco se cumplió, pero considera que «en algún momento te tienes que plantar».