La Garganta, el pueblo del lobo

Corral de lobos a las afueras de la localidad, usado en otra época para cazar a estos animales. :: hoy/
Corral de lobos a las afueras de la localidad, usado en otra época para cazar a estos animales. :: hoy

El ayuntamiento quiere que Carlos Sanz, uno de los mayores expertos de España sobre la especie, se encargue de dotar de contenido al museo

ANTONIO J. ARMEROCáceres

El alcalde de La Garganta (464 habitantes, junto a Baños de Montemayor, junto al límite con Salamanca) recuerda que siendo un crío, alguna vez vio a los lobos recién cazados colgando de un balcón en el centro del pueblo. «Los vecinos mayores tienen muchos más recuerdos; por ejemplo, se acuerdan bien de la última batida que se organizó aquí». Lo cuenta Juan González, socialista, al frente de un municipio, el más alto de la región tras Piornal, que pasará a la historia como el primero de Extremadura en abrir un espacio cultural dedicado específicamente a la figura de este animal mítico que protagoniza cuentos inventados y relatos rurales que surgen de la verdad.

El pasado día 5, el alcalde recibió la noticia que llevaba meses y meses esperando: el Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura daba su visto bueno a la firma del convenio por el que la localidad recibirá 250.000 de subvención para construir su centro de interpretación sobre el lobo. «Tenía unas ganas tremendas», reconoce Juan González, que habla del proyecto con un entusiasmo contagioso. «El otro día estuvieron aquí el arquitecto y el aparejador, viéndolo todo, para empezar ya mismo a preparar el proyecto», detalla el alcalde.

En el centro del pueblo

Ese lugar que visitaron los técnicos es la antigua Casa del Cura, un edificio de hace más de medio siglo que está semiabandonado y que habrá que rehabilitar.

La primera idea fue que el centro estuviera a las afueras del pueblo, junto a la lobera, una infraestructura que el Ayuntamiento con el dinero que les dio ASAM (Asociación Salmantina de Agricultura de Montaña) y que reproduce los corrales que se construían para cazar a estos animales. Al final hubo un cambio de planes y se ha decidido que esté en la Casa del Cura, un edificio que está en el catálogo de Patrimonio Histórico y que era propiedad del Obispado de Plasencia. «Se lo hemos cambiado por la biblioteca municipal, en una gestión en la que ha ayudado mucho el cura del pueblo, Juan Carlos Milla», explica el regidor. Su deseo es que quien se encargue de dotar de contenido al museo sea Carlos Sanz, que fue colaborador de Félix Rodríguez de la Fuente y está reconocido como uno de los mayores expertos de España en todo lo que tenga que ver con el canis lupus.

El cambio de emplazamiento, asegura Juan González, es una buena noticia para la localidad. «En lugar de estar a las afueras, estará en el mismo pueblo -comenta-, y esto es mejor porque los turistas que vengan a ver el Centro pueden aprovechar la visitar para dar una vuelta por el pueblo o tomar algo en alguna cafetería».

La idea es que quienes viajen hasta La Garganta para conocer más detalles sobre la vida de estos animales, continúen su visita yendo al corral donde se cazaban, que es un hoyo en el terreno, cercado con piedras. Allí se soltaba una oveja como cebo, el lobo saltaba a por ella y luego no podía salir porque había demasiada altura. «Además -recuerda Juan González-, al lado está el pozo de nieve, otro de los atractivos de La Garganta».

Ese espacio al que alude es una llamativa construcción de planta redonda, de diez metros de profundidad y que se parece mucho al pozo que durante años se utilizó para guardar la nieve. «La lobera tiene bastantes visitas, más de una vez he visto autobuses con gente que paraba allí a verla, y con el centro esperamos tener aún más afluencia de turistas», apunta el alcalde, que tiene una fecha en la cabeza para la inauguración: noviembre de este año, coincidiendo con el Otoño Mágico, el ciclo de actividades culturales que trata de realzar los atractivos turístico del valle del Ambroz. En unos meses, sumará otro más.