Las oposiciones para 306 plazas de laboral de la Junta se paralizan

Trabajadoras de la Consejería de Administración Pública junto a algunas de las solicitudes presentadas para presentarse a las oposiciones de la Junta. /
Trabajadoras de la Consejería de Administración Pública junto a algunas de las solicitudes presentadas para presentarse a las oposiciones de la Junta.

Lo hace por no contar con puestos para turnos de ascenso como recoge el convenio colectivo de la Administración regional

CELESTINO J. VINAGREMérida

Antes de ofertar plazas de turno libre de personal laboral, la Junta debe reservar un número determinado para los empleados públicos que quieran promocionar internamente (turnos de ascenso). Y como no lo ha hecho se paraliza la convocatoria de oferta pública de los 306 puestos de laborales incluidos en la oferta de 576 plazas de Administración general. Es lo que ha dicho el Tribunal Superior de Justicia (TSJEx) al Ejecutivo. Es el argumento jurídico principal para decretar la suspensión de las oposiciones en lo que afecta a personal laboral.

En diciembre del año pasado, se firmó por el entonces consejero de Administración Pública, Pedro Tomás Nevado-Batalla, la convocatoria de 270 de funcionarios (de ellas 38 de promoción interna, y 23 para discapacitados) y 306 de laboral (23 para discapacitados), correspondientes a las no convocadas de la oferta pública de 2010 y 2011. Para esas 576 plazas se han presentado 156.806 solicitudes.

Como ayer adelantó HOY.es, una sentencia del TSJEx del 23 de septiembre, notificada el 29, atiende una demanda de conflicto colectivo presentada por CC OO y apoyada por CSI-F. El fallo indica que «no parece que haya duda de que antes de proceder a cubrir vacantes por el turno libre es preciso agotar antes los otros dos, el de traslado y el de ascenso, y solo las plazas que resulten vacantes después pueden incluirse para cubrirlas por el libre».

La sentencia puede aún ser recurrida, aunque ayer la Consejería de Hacienda y Administración Pública no aclaró si lo hará o no.

Los sindicatos habían acudido a la justicia porque, en la convocatoria de empleo, la Administración autonómica no ha reservado turnos de ascensos para personal laboral, un derecho recogido por el artículo 15 del convenio colectivo vigente y que debe concretarse cada dos años. No ha sido así desde 2010 y tampoco se han incluido en la última oferta pública. CC OO y CSI-F reclamaron a la Junta que lo hiciera pero no fue admitida su solicitud.

Derechos y seguridad

Por eso acudieron a los tribunales De un lado -sostienen- para garantizar los derechos de los trabajadores laborales, plasmados en el convenio con la Administración. De otra parte, para que los opositores tengan seguridad jurídica toda vez que si no se incluyen plazas de turno de ascenso es posible que un empleado público pueda impugnar la convocatoria y ser anulada por los tribunales una vez que los aspirantes hayan ocupado sus puestos. «No queremos que pase lo mismo que ha ocurrido con las oposiciones del SES. Las cosas hay que hacerlas bien desde el principio», resumió ayer Marisol Salazar, secretaria general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CC OO.

Aunque Administración Pública no quiso ayer dar más explicaciones y dijo que definirá su postura en una próxima rueda de prensa, la sentencia del TSJEx recoge por qué el Ejecutivo no ha querido establecer turnos de ascenso en personal laboral.

La Junta entiende que había un «acuerdo tácito» con los sindicatos para proceder a la convocatoria de turno libre sin el previo turno de ascenso «para tratar de cumplir con la oferta pública» en el menor tiempo posible y, además, «salvar así 300 puestos de trabajo».

Sobre ese acuerdo implícito que el Ejecutivo esgrime en reuniones de la comisión paritaria con los sindicatos, CC OO lo niega y reclama a la Administración que muestre actas en las que así se pueda verificar. «Eso no ha sido así. ¿Cómo vamos a aceptar perjudicar los derechos de unos trabajadores que hacen dos años no pueden promocionar e ir en contra de un convenio que hemos firmado?», asevera Salazar.

Respecto a los 300 empleos que se perderían según el Gobierno regional, el TSJEx es explícito en este apartado. «Por la demandada (Junta) no se han concretado las razones por las que la convocatoria del turno de ascenso vaya a suponer la pérdida de puestos de trabajo (...). Además, ha tenido tiempo de convocar y resolver el concurso de ascenso para determinar cuáles eran las plazas que podía incluir en la oferta».