Hoy

TRIBUNA

Hospital Universitario de Cáceres

RECIENTEMENTE se han publicado diversas noticias referentes a la situación de infraestructuras y deterioro de la Facultad de Medicina, así como de la calidad de la formación impartida. Basta revisar las hemerotecas para comprobar los bandazos que se han ido dando en los últimos años para solucionar el problema físico de la facultad, pasando de la «inminente construcción del nuevo edificio de la Facultad de Medicina», hasta colocar diferentes aulas situadas en diversas localizaciones (Institución Ferial de Badajoz, antiguo Hospital provincial de Badajoz y/o una planta del Hospital Infanta Cristina de Badajoz) según el periodo y opinión de los responsables de la Consejería y de la Universidad. Hasta el momento siguen las reuniones para reubicar las aulas.

Respecto a la calidad de la formación, las opiniones publicadas coinciden en que uno de los problemas que repercute directamente en la formación es la falta de profesorado en áreas clínicas. El Concierto entre la Consejería de Sanidad y Consumo y la Universidad de Extremadura publicado en 2003 establece como primer objetivo «promover la máxima utilización de los servicios de todos los Hospitales y Centros de Atención Primaria y Especializada del Sistema Sanitario Público de Extremadura, así como de los recursos humanos y materiales necesarios para la docencia e investigación universitarias de las diversas enseñanzas sanitarias a nivel de pregrado y postgrado». Han pasado más de 10 años y la situación no ha cambiado.

Se ha publicado reiteradamente que la endogamia en la selección del profesorado, considerada como rechazo a la incorporación de miembros ajenos, enferma el campus afectando a la calidad de las instituciones. Todas la plazas de profesor vinculados a plazas asistenciales del Servicio Extremeño de Salud se han ofertado en el Hospital Universitario de Badajoz. La Universidad de Extremadura (UEX) debe garantizar la calidad de la formación práctica que el titulo de Medicina requiere. El plan Bolonia es muy exigente con las prácticas y los recursos de que se dispone. Las materias prácticas de sexto curso de Medicina tienen una orientación clara a la adquisición de competencias y habilidades clínicas por parte del alumnado. No se pueden tener 20 estudiantes por cama de enfermo.

Una aspiración histórica del Complejo Hospitalario de Cáceres desde finales de la década de 1980, cuando se publicó y posteriormente se desarrolló la Ley General de Sanidad en lo relativo a los conciertos entre las Universidades y las Instituciones Sanitarias ha sido la incorporación del mismo a la docencia pregrado de Medicina dentro de la UEX. Esta aspiración se basa en la capacidad asistencial del Complejo Hospitalario de Cáceres, a su capacidad docente demostrada con la acreditación docente de formación sanitaria especializada de 28 especialidades (tanto de Medicina, Farmacia, Psicología y Enfermería) y a su capacidad investigadora con numerosas publicaciones y participación en redes de investigación. En estos últimos 25 años se han mantenido reuniones al respecto de los diferentes estamentos implicados: UEX (Rectorado y Decanato de la Facultad de Medicina) y Sanidad (antiguo INSALUD Territorial y, posteriormente, Consejería de Sanidad después de la transferencia de competencias). Se ha informado de la situación al anterior y al actual Presidente de la Comunidad de Extremadura. Siempre se ha obtenido buena disponibilidad y el reconocimiento del cumplimiento de los requisitos y de la capacidad demostrada por el Complejo Hospitalario de Cáceres para ser acreditado como Hospital Asociado a la Universidad, pero nunca dichos estamentos responsables de la toma de decisiones respecto al concierto han tomado ninguna medida para profundizar en el desarrollo del mismo. Es cierto que un número limitado de alumnos empezarán sus periodos de prácticas en Cáceres de forma supervisada y adecuada en base a dicho concierto (como ya se han realizado durante los cursos previos, con excelentes valoraciones por parte de los alumnos), a pesar de la falta de reconocimiento público del Complejo Hospitalario de Cáceres. Es innegable que un porcentaje de los estudiantes de Medicina provienen de la provincia de Cáceres, siendo para ellos un beneficio recibir su docencia y formación universitaria en un lugar más cercano a su residencia habitual.

Desconozco si la responsabilidad es del PP o del PSOE, de la Universidad o de la Consejería de Sanidad, de Badajoz o Cáceres, de todos o de ninguno. Deben reunirse, tantas veces como sea necesario, pero no ir pasando de un tema a otro sin tomar decisiones claras. La situación actual implica una falta de aprovechamiento y una inadecuada optimización de los recursos materiales y humanos existentes en nuestra Comunidad para la docencia, formación e investigación universitaria en Medicina.