El PP denuncia que el PSOE cuente en su agenda electoral con el condenado Ángel Vadillo

Momento en el que Ángel Vadillo declaraba en el juzgado de lo Penal número 1 de Badajoz/
Momento en el que Ángel Vadillo declaraba en el juzgado de lo Penal número 1 de Badajoz

Los populares recuerdan a Vara que el alcalde de Alburquerque está condenado judicialmente con sentencia firme y que prometió expulsarle del PSOE

HOY.ES

El Partido Popular ha denunciado hoy que el PSOE de Extremadura ha puesto "al mismo nivel de prestigio" al ex presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, y al condenado judicialmente, Ángel Vadillo.

El PP ha exigido a Guillermo Fernández Vara una explicación sobre el mitin que tiene previsto para hoy el PSOE en Alburquerque a las 21.00 horas y que cuenta con el condenado por sentencia firme Ángel Vadillo al que se expulsó del partido cuando en septiembre de 2012 se tuvo conocimiento de la condena firme.

NOTICIAS RELACIONADAS

Los populares le recuerdan a Vara que "según los estatutos" del PSOE los condenados con sentencia firme causan "baja automática" y la "pérdida de la militancia", por eso se sorprenden que a pesar de esta circunstancia "el socialismo no tiene reparos en seguir contando con ellos como reclamo electoral".

Condenado

Ángel Vadillo fue condenado a 2 años y medio de prisión, una multa de 6.750 euros y el pago de una indemnización de 12.000 euros por obstrucción a la justicia en concurso con un delito de amenazas.

En el mensaje navideño de 2010 Ángel Vadillo amenazó repetidamente a una vecina del pueblo, Antonia Matador, que había recurrido contra la construcción de una vivienda que le quitaba la vista a la suya y que, a su juicio, incumplía la normativa urbanística del pueblo. Según se declaró probado en la primera sentencia, el alcalde hizo públicas sus amenazas a Antonia Matador en la radio y la televisión de Alburquerque y las repitió hasta cinco veces.

Dijo que daría a conocer al pueblo datos de la vida privada de Antonia y de una antigua relación sentimental con una persona ya fallecida si no «corregía su conducta» y le pedía disculpas a él. El regidor le dio quince días de plazo a Matador para que cambiar su actitud so pena de desvelar esas relaciones íntimas.

La juez que sentenció el caso concluyó que Vadillo organizó una «campaña de linchamiento» contra la mujer. Seguidores del alcalde la insultaban por la calle. Estos ataques provocaron a Antonia Matador crisis de ansiedad que exigieron tratamiento médico y la obligaron a trasladarse a vivir a Bilbao por el rechazo vecinal padecido.

Tras la sentencia en septiembre de 2012, la Comisión Ejecutiva Regional del PSOE de Extremadura confirmó la "baja automática" del partido del alcalde de Alburquerque.