145.000 extremeños padecen apnea del sueño

145.000 extremeños padecen apnea del sueño

EFE

Un total de 145.000 extremeños padecen apnea del sueño y, entre ellos, 45.000 tienen que ser tratados por otros síntomas de la enfermedad; consecuencias clínicas derivadas como patologías cardiovasculares, cerebrales y renales.

Así lo ha manifestado el neumólogo de la Unidad Multidisciplinar del Sueño de Alta Complejidad, Jaime Corral, quien ha presentado la Jornada para Pacientes que se ha celebrado este viernes en el Hospital San Pedro de Alcántara (HSPA) de Cáceres con motivo del Día Mundial de las Apneas.

La apnea provoca un colapso en la vía aérea superior y es una patología que no tiene cura «porque se desconoce, exactamente, cuál es la causa. Pero sí que hay una serie de factores que ayudan a prevenir la apnea y a mejorar considerablemente la calidad de vida del paciente», ha precisado Corral.

Ese colapso se puede superar con un dispositivo para evitar la falta de oxígeno que conlleva y que no afecte a órganos vitales

«Irnos a la cama con una tablet, con un teléfono inteligente o con dispositivos que proyectan luz, lo que hace es retardar el inicio del sueño. Se trata de una nueva conducta», ha advertido Corral, «que se debe prever no solo en adultos, sino también en menores y adolescentes, para evitarlo en las horas previas a irse a la cama».

En esta jornada también se han abordado otros factores directamente relacionadas con la calidad del sueño, como practicar ejercicio físico, llevar una dieta saludable y el control de factores de riesgo como la obesidad, el tabaquismo y el consumo de alcohol.

Factores a tener en cuenta para «disminuir la carga que producen los trastornos del sueño, a través de la prevención«, ya que ha dicho que la apnea es una oclusión repetida de la faringe al dormir que provoca que el sueño deje de ser reparador.

El HSPA es un centro de referencia en el tratamiento y prevención de la apnea del sueño, ya que el año pasado desarrolló un dispositivo para diagnosticarla desde Atención Primaria, sobre todo en aquellos pacientes con alta sospecha de padecerla.