https://static.hoy.es/www/menu/img/emprende-desktop.jpg

Saldo negativo para Extremadura entre empresas que llegan y las que se van

Un empleado trabajando en una empresa de fabricación de cocinas en Mérida./HOY
Un empleado trabajando en una empresa de fabricación de cocinas en Mérida. / HOY

En el primer trimestre del año han sido 13 las que han optado por marcharse

EFE

Extremadura es tras Cataluña la comunidad autónoma que registró en el primer trimestre del año un mayor saldo negativo entre las empresas que decidieron trasladar su domicilio social a la región y las que optaron por marcharse, que fue de 13.

En concreto, el número de empresas que trasladó su domicilio social fuera de Cataluña ascendió a 1.695 en el primer trimestre del año, casi ocho veces más que en el mismo periodo de 2017 (220), según datos de la empresa de información financiera y sectorial Informa D&B.

Además de Cataluña, otras tres comunidades registraron saldos negativos, aunque muy inferiores: Extremadura (-13), Asturias (-2) y Castilla y León (-1).

El saldo entre salidas y entradas de empresas es claramente negativo (1.601), ya que sólo 94 compañías trasladaron su domicilio social a Cataluña desde otras comunidades, frente a las 162 del primer trimestre de 2017.

Cataluña es la comunidad con el saldo más negativo, muy superior al que registró en los tres primeros meses del año pasado (-58).

Madrid fue la segunda comunidad con mayor número de salidas durante el primer trimestre (303), pero atrajo una cifra mucho más elevada de empresas (1.387), con lo que su saldo es muy favorable (1.084 empresas).

De hecho, Madrid es la comunidad con el saldo más favorable, seguida por la Comunidad Valenciana (+169) y Aragón (+104).

La comunidad madrileña fue la más beneficiada por la fuga de empresas desde Cataluña, ya que acogió al 61 % de ellas (1.034).

El 9,6% de las empresas que salieron de Cataluña se instaló en la Comunidad Valenciana y el 7% en Aragón.

Las empresas que dejaron Cataluña en el primer trimestre sumaban una facturación de 14.419 millones.

El saldo, en términos de facturación, entre las que salieron y las que llegaron a Cataluña fue negativo: -14.388 millones.

Por el contrario, a Madrid llegaron compañías que suman una facturación de 11.783 millones.

El saldo de Madrid, si se resta la facturación de las empresas que abandonaron la comunidad, asciende a 11.369 millones.

En el conjunto de España, los cambios de domicilio social en el primer trimestre siguieron la tendencia alcista de 2017, con un incremento interanual del 131,3%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos