https://static.hoy.es/www/menu/img/emprende-desktop.jpg

El nuevo plan de empleo social generará trabajos con mejor sueldo y más duración

La consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, en su comparecencia en la Asamblea. :: BRÍGIDO/
La consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, en su comparecencia en la Asamblea. :: BRÍGIDO

La Junta de Extremadura prepara las bases reguladoras de un programa con el que espera crear 1.200 contratos de calidad

JUAN SORIANO

MÉRIDA. El nuevo Programa de Activación del Empleo Local, que sustituirá al Plan de Empleo Social, generará contratos mejor pagados y de más duración. Pero la dotación será la misma, por lo que el número total de beneficiarios descenderá y pasará de 4.000 a 1.200.

La consejera de Educación y Empleo de la Junta de Extremadura, Esther Gutiérrez, avanzó la pasada semana el contenido del nuevo plan en la comparecencia que ofreció en la Asamblea para mostrar cuáles serán las líneas de trabajo de su departamento.

Gutiérrez explicó que este nuevo programa mantendrá la colaboración con las diputaciones provinciales, que aportarán 12 millones de euros (6 cada una más otros 12 millones de la Junta), y se seguirá ejecutando a través de los ayuntamientos con una duración de un año. Pero tendrá «una configuración y unos objetivos muy distintos».

Los ayuntamientos deberán aplicar las tablas salariales que tenga su personal de plantilla

Una de las principales novedades de este nuevo programa será que promoverá contratos de un año de duración, en lugar de las incorporaciones de seis meses que proponía el Plan de Empleo Social, lo que permitía lanzar dos convocatorias al año. Asimismo, los trabajadores se incorporarán a jornada completa sin posibilidad de reducción, mientras que en la anterior regulación se podía rebajar al 70% para que se pudieran crear más puestos.

Junto a esto, la subvención a las entidades locales por cada contratación será de un máximo de 20.000 euros, en lugar de los 6.000 del decreto en vigor, lo que elevaba el montante anual a 12.000 euros. Esto supone un incremento del 66% y conllevará unos sueldos mayores (o bien el acceso al plan para categorías superiores). A este respecto, el proyecto de orden que regula el programa recoge que las entidades locales beneficiarias deberán aplicar las mismas tablas salariales que tenga su personal de plantilla, sin posibilidad de adoptar las llamadas cláusulas de descuelgue, tal como ha ocurrido con el Plan de Empleo Social.

También se flexibilizan los requisitos de los contratados, a los que solo se exigirá que estén inscritos como desempleados en las oficinas del Sexpe. El plan actual se dirige exclusivamente a parados de larga duración y además la unidad de convivencia no puede superar determinados ingresos.

Al contar con el mismo dinero, 24 millones, pero aumentar el coste de las contrataciones, se pasará de 4.000 beneficiarios al año (con trabajos de seis meses) a 1.200 (con una duración anual). Todo ello, según Gutiérrez, «con un objetivo claro: mayor calidad del contrato, mayor flexibilidad para el Ayuntamiento, incorporación del capital humano de mayor exigencia y que la persona beneficiaria pueda recabar una experiencia laboral de mayor peso en su desarrollo profesional futuro».

El Programa de Activación del Empleo Local contará además con una línea destinada a generar un sistema de acompañamiento y tutorización de las personas contratadas. Estará dirigido a entidades privadas sin ánimo de lucro y promoverá talleres «para la adquisición de competencias genéricas y transversales que fomenten la empleabilidad de la persona participante».

Gutiérrez presentó este nuevo plan como una medida más para cumplir con uno de los objetivos de su consejería en la legislatura, el fomento de las contrataciones de calidad. La Junta estima que el Plan de Empleo Social cumplió su función en un contexto de dificultad de acceso al empleo para las clases más desfavorecidas. Pero considera que ese periodo ya se ha superado y que ahora es necesario generar empleos con mejores condiciones.

Con ese fin, también se ha modificado la estructura del Servicio Extremeño Público de Empleo, que ha pasado a contar con la Dirección General de Calidad en el Empleo y la Dirección General de Planificación y Evaluación de Políticas Activas.

Innovar en Educación

En cuanto a Educación, la consejera expuso que la prioridad será la innovación, para lo que se ha creado una dirección general específica que impulsará el aprendizaje basado en proyectos, en metodologías de indagación y en otras herramientas didácticas «que ponen la capacidad crítica y los valores del alumnado en el centro de las soluciones».

«Son herramientas para potenciar las competencias y habilidades de nuestros alumnos, que no han sido protagonistas hasta ahora en la educación española», aseguró Esther Gutiérrez.

También es una novedad la Dirección General de Formación Profesional y Formación para el Empleo, que va a adaptar la FP y la formación de personas desempleadas y ocupadas a las necesidades reales de las empresas y a los cambios que se van a producir en el mercado laboral extremeño.

«Para alcanzar sus objetivos, esta dirección general va a reforzar su conexión con el exterior y promover consensos con las empresas y los agentes sociales para ir adaptando los planes formativos y así poder dar una respuesta adecuada a unas necesidades laborales que son cambiantes», subrayó.

La consejera apuntó otras líneas básicas, como terminar de ejecutar el plan de infraestructuras educativas, poner en marcha las medidas de eficiencia energética y condiciones térmicas y ambientales en los centros, avanzar en la educación universal gratuita con el impulso en la etapa de 0 a 3 años y dar estabilidad a las plantillas docentes. Asimismo, destacó la apuesta por la concertación social, que arrancará con un nuevo plan de empleo de Extremadura para los próximos cuatro años.