https://static.hoy.es/www/menu/img/emprende-desktop.jpg

Un gurú extremeño de nuevos negocios

Pedro Mateos, en una de sus sesiones impartidas en Latinoamérica. :: HOY/
Pedro Mateos, en una de sus sesiones impartidas en Latinoamérica. :: HOY

Pedro Mateos Felipe se ha convertido en un experto del 'intraemprendimiento' en países

JAVIER SÁNCHEZTORRECILLAS DE LA TIESA.

«Tengo 42 años, atrapado en dos cuerpos de 21, con las energías de un tío de 18 y sueño como un niño de 7». Así se define Pedro Mateos Felipe, un trotamundos extremeño, que se ha convertido en un referente en herramientas de 'intraemprendimiento' en Latinoamérica. De hecho, trabaja con entidades privadas y públicas, algunas de ellas punteras. Natural de Torrecillas de la Tiesa, está afincado en Perú, después de vivir varios años en Ecuador. Perico, como le conocen sus allegados, ayuda a poner en marcha estrategias y acciones para que los trabajadores de una organización se conviertan en emprendedores de la propia empresa. De este modo, se pueden sacar nuevas línea de negocios viables, de una forma eficaz y eficiente.

Gracias a esta labor, ha conseguido asociarse con diferentes expertos para crear organizaciones colaborativas. Una de las más recientes es HELLO 404, en tierras peruanas, junto al profesor de la Pontificia Universidad Católica, Ricardo Espinoza. También cuenta con otra entidad en Miami, gracias a un socio mexicano, sin olvidarse de su socio español, Néstor Guerra. Igualmente, sigue vinculado a Ecuador, donde empezó con el mundo del emprendimiento, tras una intensa etapa vinculada al sector de las oenegés. También ha hecho incursiones en formación del emprendimiento en Colombia y Chile.

Este soñador aprovechó este verano para hacer un receso de unas semanas para visitar su población natal e impregnarse del calor de la tierra. De hecho, asegura que huye del frío extremeño. Entre charla y charla con sus vecinos y saludos a los amigos de la infancia y juventud, recuerda a HOY cuál es la filosofía de su trabajo. Apunta que todo se basa en lo que se aprende del error para tomar decisiones, a través de la metodología Lean Startup. «Llevamos el emprendimiento dentro de las organizaciones», señala.

Estrategias y herramientas

A partir de ahí, con una serie de estrategias y herramientas, se pueden generar nuevos modelos de negocio. Para ello, es necesario comprobar qué aceptación tienen esas ideas en el mercado y si tienen sentido. Reconoce que de diez propuestas, solo se invierten en dos, que son las que tienen posibilidades. El resto se descarta de una forma rápida y barata, sin necesidad de invertir en ellas.

Gracias a la labor desarrollada en estos últimos años, Pedro Mateos, persona inquieta desde muy joven, es requerido por diferentes entidades. Prueba de ello es que ha participado en congresos internacionales y ha impartido sesiones magistrales en escuelas de negocio, así como para diversas empresas. Todo este trabajo le ha abierto puertas de organizaciones de gran prestigio en Latinoamérica, como Claro y Banco del Pacífico en Ecuador y la Universidad del Pacífico y la Fundación Telefónica, en Perú. Recuerda que apuesta por nuevos procesos y maneras de pensar, alejadas de esa cultura tradicional jerárquica, lenta y llena de burocracia.

Pone de manifiesto que para conseguir llegar a este punto, «hay que meterse en muchos problemas, porque las empresas lo que tienen ahora son problemas». Considera uno de los mayores inconvenientes es el miedo al fracaso. Su forma de trabajar es precisamente sacar beneficio y rentabilidad al fallo, desafiando la incertidumbre existente. Insiste en que «lo que hacemos es aumentar las posibilidades de tener éxito a través de experimentar con el cliente y testar con el mercado, no en la oficina». Esa metodología también está muy presente en los talleres que imparte.

Mientras intenta llevar ese espíritu allá por donde va, no se olvida de donde viene. De hecho, en ocasiones, tiene que recordar que él no ha llegado de una gran ciudad, sino de una pequeña población de Extremadura. «Hay gente que parece que cuando traes cosas novedosas, tienes que ser de una gran ciudad y no es así», señala. Insiste en que lo importante es tener «actitud y aptitud para querer innovar y equivocarte», añade al respecto.

Gran potencial

En la actualidad sigue trabajando para asentar los proyectos actuales y abrir nuevas propuestas, como liderar un nuevo movimiento de organizaciones de varios países. No obstante, no descarta en un futuro volver, de una u otra forma, a la región. Sostiene que Extremadura tiene un gran potencial, pero no termina de despegar. «En muchas ocasiones tiene que ver con la cultura de la gente, otras por la estructura administrativas, que son poco flexibles y otras porque no queremos cambiar». A pesar de ello, es su asignatura pendiente, apostilla.

Más