https://static.hoy.es/www/menu/img/emprende-desktop.jpg

La digitalización empresarial, novedad en el Plan de Incentivos Autonómicos

La presente convocatoria cuenta con una dotación económica de 54 millones de euros./Fotolia
La presente convocatoria cuenta con una dotación económica de 54 millones de euros. / Fotolia

Estas ayudas, que contemplan una subvención de hasta el 25 por ciento, permitirán a las empresas adaptarse a la nueva realidad económica

EFE

La digitalización empresarial será uno de los ejes claves del nuevo Plan de Incentivos Autonómicos para la inversión 2018-2020 de Extremadura, que ha sido presentado a los empresarios de la comarca de las Vegas Altas.

La directora general de Empresa y Competitividad, Ana María Vega, ha sido la encargada de transmitir esta línea de ayudas, con el apoyo de la Asociación de Pequeña y Mediana Empresa (Apyme) de la comarca y de su presidente, Daniel Nieto.

La novedad más importante de estas ayudas, que contemplan una subvención de hasta el 25 por ciento, es la inversión en la digitalización empresarial, lo que permitirá a las empresas adaptarse a la nueva realidad económica.

El objetivo principal es "animar a las empresas" para que inviertan, amplíen y modernicen su actividad, así como para que se creen más empresas y se aprovechen de estas ayudas "en un momento tan importante"

Por su parte, Daniel Nieto ha señalado este proyecto es de una "gran importancia" gracias a la transversalidad del mismo. Unos incentivos que, a juicio de Nieto, servirán para asentar las empresas en el territorio además de atraer inversión foránea.

En este sentido, ha insistido en que "hay que remar juntos y apoyar a nuestras instituciones que están trabajando por consolidar el tejido empresarial".

El nuevo decreto presentado en la Institución Ferial de Extremadura (Feval) en Don Benito recoge subvenciones a fondo perdido para empresas que realicen inversiones en activos fijos en el ámbito de Extremadura.

La presente convocatoria cuenta con una dotación económica de 54 millones de euros y está abierta desde el 1 de enero de 2018. Cualquier empresa de cualquier sector de actividad podrá optar a la subvención cuando tenga previsto realizar inversiones en activos fijos, salvo los sectores excluidos por la normativa europea.

El nuevo decreto establece tres modalidades de ayudas, una de las cuales hace referencia al sector de actividad en el que la empresa esté operando o vaya a operar.

La segunda es por inversiones que supongan la continuación de un establecimiento que de otra forma hubiese cerrado, siempre que el motivo de ese cierre sea la jubilación, incapacidad permanente o fallecimiento de su titular.

La cuantía máxima de la ayuda oscila entre el 45%, el 35% y el 25% de la inversión subvencionable, según se trate de pequeñas, medianas o grandes empresas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos