https://static.hoy.es/www/menu/img/emprende-desktop.jpg

«Para controlar el estrés hay que ir hacia donde se quiere, no hacia donde nos llevan»

José Brieba explicando su trabajo en un taller./José Brieba
José Brieba explicando su trabajo en un taller. / José Brieba

La empresa emeritense Ajuste Fino echa a andar con la idea de mejorar la calidad de vida de sus clientes en el trabajo

FERNANDO GASTÓNBadajoz

Seguro que alguna vez han sentido cómo el estrés les superaba en el trabajo. Para combatirlo, nace en Mérida la empresa Ajuste Fino, dedicada a impulsar personas y equipos hacia su mejor versión. El extremeño José Brieba ha sido el encargado de poner en marcha la idea. «Lo hice en primer lugar por ayudarme a mí, y después para cualquier otra persona que lo necesite», explica.

La empresa ofrece sus servicios a personas de forma individual y también a equipos de trabajo. «A título individual les enseñamos a tomar decisiones, a la consecución de objetivos y a controlar el estrés y, en cuanto a equipos, ayudamos a mejorar las dinámicas de colaboración, el ambiente en el trabajo y convertirlos en propios equipos de alto rendimiento», señala Brieba.

El método que Ajuste Fino utiliza para lograr todo ello se basa en la cuantificación, evaluación y apoyo de las necesidades del cliente. «Nosotros evaluamos el estado emocional, y a partir de ahí ya vemos cómo podemos movernos. Al final del proceso hacemos una comparación con el inicio, para comprobar la mejora».

Para poner en marcha la empresa, José Brieba ha necesitado contactar con una serie de colaboradores. «Tenemos asociados una red de psicológos, por ejemplo», destaca.

Sobre por qué la sociedad vive hoy en día tan acelerada, también lo tiene claro. «El tener que disponer de toda la información al instante nos obliga a compararnos entre nosotros. Eso nos hace sentir ansiedad, que no somos lo suficientemente buenos. Para cambiar esto hay que pararse y pensar, ir hacia donde se quiere y no hacia donde nos llevan», explica.

A que Ajuste Fino pasara de sueño a realidad, colaboró de forma decisiva el asesoramiento en la Escuela de Organización Industrial. «En el coworking de la EOI participé para poner en marcha realmente el negocio. Lo he logrado gracias a sus distintos talleres, otras personas que están en la misma situación y con las que puedes compartir experiencias, las tutorías y los expertos, que me han ayudado a ubicar el proyecto».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos