«Queremos poder votar en nuestro barrio», reclaman en Cáceres el Viejo

El presidente Vecinal, Raúl Pérez, muestra la zona donde esperan que se construya el pabellón. :: lorenzo/
El presidente Vecinal, Raúl Pérez, muestra la zona donde esperan que se construya el pabellón. :: lorenzo

La asociación vecinal denuncia que se tienen que desplazar tres kilómetros por no disponer de instalaciones que sirvan como colegio electoral

REDACCIÓN CÁCERES.

Las personas que residen en la urbanización Cáceres el Viejo tienen que desplazarse a tres kilómetros de distancia, hasta el centro cívico de La Mejostilla, para poder votar, ya que en su barrio no existen instalaciones municipales en las que poder ubicar las mesas electorales.

La denuncia la hizo ayer la asociación vecinal, cuyo presidente, Raúl Pérez, incluso ha puesto precio a lo que les cuesta poder ejercer su derecho al voto a los residentes en este barrio. «Si tenemos en cuenta el coste de la gasolina, en el caso de ir en coche, o del autobús urbano si se va en transporte público, multiplicado por los 1.600 vecinos que votamos en las últimas elecciones, nos salen más de 3.000 euros entre todos», asegura. La otra opción es «ponerse el chándal y hacer una ruta andando de seis kilómetros entre ida y vuelta».

Él mismo admite que se trata de una cuenta un tanto aleatoria, cuyo objetivo es sobre todo llamar la atención sobre un problema real. «Lo único que queremos es poder votar en nuestro barrio», afirma. La asociación vecinal detalló ayer en un comunicado que quienes acuden en coche a depositar su voto a La Mejostilla se encuentran con el problema del aparcamiento. «En la zona del centro cívico es casi imposible estacionar en hora punta», se quejan. Los que optan por el transporte público tienen que «esperar en la parada del barrio al próximo autobús, bajar en la parada del centro de salud de La Mejostilla, votar, y salir a esperar los 40 minutos hasta que llegue otro autobús».

Raúl Pérez recordó que desde Cáceres El Viejo llevan tiempo reivindicando instalaciones municipales para el barrio, en especial un pabellón en el complejo deportivo 'Agustín Ramos Guija', que ya estuvo presupuestado en 2017 y 2018 y no se ha hecho. «Si lo tuviéramos, seguramente hoy en día serviría de colegio electoral en el barrio», asegura el presidente.

Precisamente ayer la comisión municipal de Economía acordó destinar 464.564 euros a este pabellón.