Raúl Iglesias: «No me voy a quedar en el despacho, voy a salir a buscar a las empresas»

Raúl Iglesias, fotografiado en el Palacio de Congresos, el lugar que ha elegido como símbolo del progreso y la modernidad que quiere para Plasencia. / ANDY SOLÉ
Raúl Iglesias, fotografiado en el Palacio de Congresos, el lugar que ha elegido como símbolo del progreso y la modernidad que quiere para Plasencia. / ANDY SOLÉ

Después de cinco años como militante socialista, es la primera vez que opta a un cargo político tras ganar las primarias en la agrupación local

Ana B. Hernández
ANA B. HERNÁNDEZ

Nunca hasta ahora Raúl Iglesias había ocupado un cargo orgánico dentro de su partido ni había dado un paso al frente para entrar en la escena política pública. Pero ahora lo hace a lo grande, siendo el candidato del PSOE a la Alcaldía de Plasencia.

-¿Por qué ha dado este salto?

-Por dos motivos. Primero, porque siempre he tenido una inquietud política, mi padre fue concejal, y siempre he seguido muy de cerca lo que sucedía en mi ciudad. Y ha llegado un momento en el que no me gusta cómo está mi ciudad y, ante esta situación, hay dos alternativas: sentarte en una mesa y criticar o dar un paso al frente. Mi manera de ser siempre ha sido la segunda. Y la segunda motivación es que siempre he tenido conciencia social, vocación de servicio público. Me siento afortunado y creo que debo devolver a la sociedad un poco de lo mucho que me ha dado.

«Vamos a traer a Plasencia el museo de escultura y pintura Enrique Jiménez Carrero»

-¿Le hubiera gustado ser el candidato sin haber pasado por unas primarias que, como en otros partidos, ha generado una fractura en el suyo?

-Siempre he defendido las primarias como método democrático, porque creo que es la militancia la que debe decidir. Es innegable que un proceso de este tipo puede producir fractura o disconformidad en algún sector. Pero si tuviera que volver atrás, volvería a proponer unas primarias.

-¿Y el coste?

-Evidentemente ha habido un sector crítico, pero creo que con el paso del tiempo y con el trabajo que hemos venido haciendo está cada vez más atenuado; es cada vez más minoritario el sector que sigue sin admitir el resultado democrático de las primarias.

-¿Por qué no ha hecho una candidatura que les aglutine?

-Es difícil integrar en una candidatura a quien no quiere estarlo. Nosotros abrimos un proceso para que se apuntaran todos los que quisieran, y no se presentó ninguno del sector crítico. Además, aun así, yo he llamado a algunas personas de ese sector para contar con ellos, para que estuvieran en los grupos de trabajo, y tampoco han querido.

-Más allá del sector crítico, ¿a qué se debe que solo una persona del grupo municipal esté en la lista?

-Creo que si estamos en un proceso de reconversión de la agrupación era preciso una candidatura con gente con ideas nuevas, sin mochilas, sin heridas heredadas. Este es mi perfil y quería que quien estuviera conmigo tuviera uno similar y cumplieran tres características: trayectoria, capacidad y formación. He hecho un equipo para gobernar.

-¿Por qué no le gusta su ciudad?

-Porque con datos objetivos, con cifras que es como me gusta valorar las cosas, Plasencia está cerrada. Tenemos una de las tasas de paro más elevadas de la región, con 500 parados más que hace ocho años; hemos perdido más de 1.300 habitantes en este periodo; hemos pasado a ser la quinta ciudad en número de empresas de Extremadura; tenemos un gasto social precario, con el turismo a la baja y sin actividad industrial.

-¿Y cómo va a cambiar este panorama?

-Generando empleo, que es la pieza angular. Y que no hay, porque no hay empresas, porque la economía no se mueve. Hemos elaborado un plan que incide en los sectores estratégicos para la economía de Plasencia: la industria, el turismo y el comercio.

-Por partes: la industria.

-Atraeremos a empresas ¿Cómo? Para empezar generando buenas condiciones y la primera pasa por tener suelo público urbanizado, con todos los servicios a disposición de las empresas, que se complementará con un muelle de carga de mercancías para que, cuando el año que viene esté finalizada la línea Plasencia-Badajoz, se puedan transportar mercancías por vía férrea. Y después vamos a ir a buscar a las empresas, no nos vamos a quedar en el despacho, y les vamos a decir que tenemos unas comunicaciones por carretera excelentes y que, además, por vía férrea podrán salir también. Y, por supuesto, consolidaremos a las empresas que tenemos para que crezcan de la mano de la formación, la digitalización y la internacionalización. Porque si crecen, crearán empleos.

-El turismo.

-Hay que hacer dos cosas. La primera es generar más contenido turístico para que el visitante tenga que dedicar más tiempo a ver la ciudad. Como contenido nuevo vamos a traer a Plasencia el museo de escultura y pintura Enrique Jiménez Carrero, vamos a consolidar el museo contemporáneo del Salón de Otoño y vamos a abrir un museo de la historia de Plasencia. Y la segunda es dar valor a recursos turísticos que ahora no lo tienen, potenciando el museo al aire libre, el cementerio judío y el Palacio de Congresos, que está infrautilizado.

«Yo cobro exactamente lo mismo que ganaba como secretario general de la Cámara de Comercio»

-El comercio. ¿Está a favor de reducir el área peatonal y que vuelvan los coches al centro?

-Vamos a hacer un plan director del centro y un plan de dinamización comercial. Hay que hacer un estudio técnico para saber qué se puede hacer y cómo, y contar con todos los agentes implicados. A priori me parece excesiva la peatonalización que hay, pero no estoy a favor de que Plasencia se convierta en un hormiguero de coches. Creo que entre el blanco y el negro hay grises.

-Hay unas huertas que pagar, ¿cómo generará recursos económicos para hacer realidad sus proyectos?

-Las huertas son una hipoteca, pero creo que se ha magnificado en exceso su impacto económico. En cualquier caso, la receta económica del Ayuntamiento no está en disminuir los gastos, que son los que son, sino en incrementar los ingresos. Y se conseguirá con el tejido industrial que vamos a generar y con el aumento de turistas que vamos a conseguir. La solución de Plasencia pasa por el crecimiento y por el progreso económico.

-¿Está a favor de legalizar las viviendas de Santa Bárbara?

-La ley permite regularizar la sierra de Santa Bárbara y yo no puedo estar en contra de la ley. Habrá que delimitar la ordenación, pero aplicando la ley será muy poco posible que algo quede fuera de la ordenación. Y en el momento en que empiecen a regularizar, el Ayuntamiento comenzará a generar más ingresos, porque desde luego la regularización no va a ser a coste cero para los propietarios.

-A los pocos días de ser designado candidato, fue nombrado a dedo director de la Fundación Extremeña de la Cultura. Es legal, pero ¿le parece ético?

-Mi nombramiento se hace siguiendo el proceso según el cual el consejo rector es el que nombra al director. ¿Por qué a mí? Porque la Fundación se dedica al asesoramiento de los consorcios en los que participa la Junta. Yo tengo la formación para hacer ese trabajo y la fundación necesita a alguien que la reflote y piensa en mí, porque en ese momento yo había asumido un compromiso político que me pone en el escaparate público. Y acepto, cobrando lo mismo que cobraba en mi trabajo, para trabajar por mi región.

Perfil

Personal
Casado desde hace 28 años, es padre de dos hijas. Se define como una persona familiar.
Profesional
Licenciado en Derecho. En excedencia como secretario general de la Cámara de Comercio. Actualmente es director de la Fundación de la Cultura.
Política
Militante del PSOE desde hace cinco años.

Resultados

MAYO 2015
5.337 votos que le dieron siete concejales.

Propuestas

Igualdad entre los barrios
«Queremos que los servicios lleguen a todos y esto pasa por mejorar el transporte público».
Sostenibilidad
«Proponemos puntos de carga para los vehículos eléctricos en los aparcamientos públicos».
Plasencia
«Colaboraremos con el entorno para la gestión de los servicios y la petición de fondos europeos».