Ramírez promete un gobierno en Almendralejo «con más participación y transparencia»

Concejales de PSOE y Cs que gobernarán en esta legislatura. :: g. c./
Concejales de PSOE y Cs que gobernarán en esta legislatura. :: g. c.

El socialista fue investido alcalde con los votos de su grupo y de los tres concejales de Ciudadanos

GLORIA CASARES

El socialista José María Ramírez se convirtió ayer de nuevo en el alcalde de Almendralejo al contar con los ocho votos de su grupo y con los de los tres concejales de Ciudadanos en una votación en voz alta. Ramírez obtenía así trece votos a favor frente a los ocho que obtuvo el que ha sido regidor durante los últimos ocho años, José García Lobato, que a los siete de los concejales del PP sumaba el de la concejala de Vox, Eloísa Gracia.

Se ponía fin así a unas negociaciones que se han prolongado durante dos semanas, después de que ningún partido obtuviera la mayoría absoluta en las elecciones.Solo unas horas antes de la elección de alcalde, Cs anunciaba que apoyaría a Ramírez, de la lista más votada, y que entraría a formar parte del gobierno municipal.

Ayer José María Ramírez, antes de comenzar la sesión, quiso recibir a las puertas del salón de plenos municipal y saludar a todos los concejales que van a formar parte de la corporación. Ya dentro, en su discurso de investidura, prometió un gobierno «basado en la ética, la confianza, la transparencia, el buen gobierno y la participación ciudadana» y en base al programa electoral «nuestro y el de Ciudadanos», con el que gobernará de forma conjunta.

El alcalde se comprometió a colaborar con los empresarios y con las administraciones públicas en esta legislatura en un gobierno «con más participación y más transparencia» y que responda a los «retos que nos demanda la sociedad». También prometió trabajar para mejorar la seguridad y «que estemos más tranquilos, haciendo cumplir las normas que tenemos». Todo con el apoyo de los empleados municipales, apuntó.

Por último, se refirió al resto de los grupos municipales, a los que no quiso llamar oposición, «porque no estamos opuestos en nada, somos compañeros», en un gesto de mano tendida frente a unos años en los que el diálogo entre los dos grupos de la corporación, PP y PSOE, ha sido inexistente.

A los concejales que no van a formar parte del gobierno les pidió avanzar en las cuestiones que les unen, «en vez de en las que nos separan».

El primer edil terminó su discurso recordando a sus familiares y dando gracias a la Virgen de la Piedad.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Juan Arias, hizo pública la decisión de apoyar a la lista más votada «para entrar en su grupo y poder desarrollar nuestras políticas y, sobre todo, por el bien del pueblo». «No los vamos a decepcionar, vamos a trabajar por Almendralejo», indicó.

El alcalde saliente quiso dejar claro que es «un día de celebración» y de orgullo por haber sido nombrados concejales.

Sin embargo, no ocultó estar molesto con el resultado y tener que dejar el gobierno y se dirigió al cabeza de lista de Ciudadanos para afearle el sentido de su voto en la elección de alcalde. «Enhorabuena, desde luego le auguro a usted un gran éxito en estas lides políticas, ha entrado hoy, usted, en esta corporación coronándose. Enhorabuena. En lo personal, uno tiene que ser fiel a sí mismo, quizás no le puedo decir lo mismo», aseveró, lo que despertó el murmullo del público.

Tiempo nuevo

Juan Arias no quiso contestarle, «he sido árbitro de fútbol y he recibido insultos muchas veces y no suelo responder. Voy a trabajar por mi pueblo lo mejor que pueda y desde el sitio donde los votantes nos han colocado».

La portavoz socialista, Raquel Del Puerto, afirmó que comienza «un tiempo nuevo, un tiempo de cambio, en el que vamos trabajar por seguir mejorando nuestra ciudad».

Por último, la edil de Vox aseguró que trabajará «por el bien de Almendralejo».

El salón de plenos estuvo abarrotado de público desde primera hora y entre los asistentes se encontraban el diputado del Congreso Valentín García, la diputada regional electa Piedad Álvarez y el subdelegado del Gobierno en Badajoz, Francisco Mendoza.

Al finalizar la sesión, los concejales acudieron al santuario de la Virgen de la Piedad.