La Policía Local interrumpe un espectáculo de humor con Cs

Momento en el que irrumpen los agentes en el escenario, con Bris y Alcántara al fondo. :: m. m. núñez/
Momento en el que irrumpen los agentes en el escenario, con Bris y Alcántara al fondo. :: m. m. núñez

La humorista María Bris preguntaba a Francisco Alcántara cuando una denuncia vecinal acabó con el montaje

M. M. NÚÑEZ CÁCERES.

Risas y reflexiones políticas, promesas de gestión municipal y llamadas al buen orden establecido en clave humorística. La artista María Bris buscaba la sonrisa, cuando no la carcajada, de un auditorio cómplice a última hora del martes en plena calle. La cita era en el café-librería Psicopompo. En la terraza, decenas de personas seguían el repertorio que Bris ofrecía con su peculiar cuestionario a los candidatos a la alcaldía de Cáceres. Si hace unos días fue el turno de Consolación López (Podemos) y Rafael Mateos (PP), ahora llegaba el momento de conocer las respuestas de Luis Salaya (PSOE) y Francisco Alcántara (Ciudadanos). La función no llegó a su final porque en plena entrevista al número 1 de la lista de Ciudadanos (Cs) irrumpió un coche-patrulla de la Policía Local y se suspendió el espectáculo. El motivo fue una denuncia de unos vecinos que se sintieron increpados por la propia artista por un comentario que había hecho.

El surrealismo marcó una jornada nocturna que entre cervezas y declaraciones de los protagonistas concluyó de forma precipitada. Las entrevistas eran en la calle, sin llegar a interrumpir el paso de vehículos y peatones, en la zona de los veladores del local que regenta Guadalupe Salguero en la Plaza Marrón. Ya de por sí era llamativo ver a Salaya respondiendo como podía a las preguntas irónicas de su entrevistadora y con un cartel electoral de Rafael Mateos de fondo.

Tras el candidato socialista, y al retrasarse más de lo previsto la llegada de Alcántara, también pasó por el escenario la nueva diputada nacional del PSOE, Belén Fernández. Finalmente, el aspirante a la alcaldía de Cs se puso a disposición de Bris, eso sí, con una cerveza relajante entre las manos. Cuando la entrevista estaba a medias llegó la Policía. Dos agentes entraron en el local y le pidieron la documentación a la propietaria. La función concluyó inesperadamente.

«El Juicio Final -así se denominaba el espectáculo- terminó como terminan los grandes eventos, ¡con la Policía! El benemérito cuerpo que vino a asegurarse que no increpaba despiadadamente a los viandantes, sin ton, ni justificación...», comentó la artista. Posteriormente, en conversación con este diario, la impulsora del teatro social y reivindicativo del colectivo 'Las Sin Carpa' resaltó que los agentes acudieron a raíz de la denuncia de una familia. Varios miembros de la misma pasaban por la vía púbica y Bris hizo un comentario. Una chica protestó y la artista le pidió disculpas, pero no fueron aceptadas: «Todo fue surrealista. Cuando vi a la Policía en el escenario me dije: esto no es serio. No pensé que acabaría así».

Bris agradece la colaboración de todos los partidos con su espectáculo. A su vez, el Ayuntamiento se desmarcó ayer de la intervención de la Policía Local. La artista recibió numerosas llamadas de ánimo, entre ellas la del PP.