Plan de choque para aumentar el número de ayudas en el ámbito de la dependencia

J. S. MÉRIDA.

Un 10% de los residentes en Extremadura tiene más de 75 años. La atención a los mayores, así como a los dependientes, se han convertido en una prioridad para la región, especialmente en las zonas rurales.

El PSOE plantea regular por ley los tiempos de respuesta en el reconocimiento a las prestaciones por dependencia y que no pasen más de tres meses entre la presentación de la solicitud y la valoración. Y propone un plan de choque para reducir las listas de espera. También quiere aumentar las plazas de centros para mayores dependientes y un programa de voluntariado contra la soledad. Recoge la creación del Instituto Extremeño de Servicios Sociales, que incorporará como plantilla a los profesionales de atención social básica de las poblaciones de menos de 20.000 habitantes.

El PP quiere un pacto regional que garantice la financiación de la atención a la dependencia, clave en la región que presenta más solicitudes en relación con su número de habitantes. También un plan contra las listas de espera, con el compromiso de acceso inmediato para mayores de 80 años, y el aumento de plazas en residencias. Asimismo, propone el 'bono abuelo', con descuentos especiales en actividades de ocio, cultura y deporte. Y la recuperación de la paga de 300 euros a las mujeres mayores de 75 años, así como más trabajadores en servicios sociales.

Más plazas de residencia es una propuesta defendida por todos los partidos

Unidas por Extremadura defiende reforzar los servicios públicos en lugar del pago de prestaciones. Propone un nuevo servicio de ayuda a domicilio que, según estima, permitiría crear 5.000 empleos. Asimismo, quiere regular por ley las residencias de mayores y garantizar salarios dignos en el sector de atención a la dependencia. Y propone duplicar el número de personas en los equipos de valoración de la dependencia para que haya un plazo máximo de tres meses desde que se solicita la ayuda hasta que se emite el dictamen.

Por su parte, Ciudadanos sugiere la construcción de más residencias y centros de día; así como acabar con las listas de espera en dependencia a través de la simplificación y unificación de los trámites y valoraciones. Y propone otorgar una financiación adecuada a las asociaciones sin ánimo de lucro que prestan su apoyo a los familiares-cuidadores de personas dependientes.

Vox plantea aumentar el número de plazas en las residencias de mayores, así como auditar el procedimiento de concesión de las ayudas del sistema de la dependencia para detectar las causas que originan los retrasos actuales y poner los medios para corregirlos. Y un estatuto de la dignidad de la persona en situación de vulnerabilidad para atender casos de pobreza.