«Pediré que se suprima la Asamblea de Extremadura, que nos cuesta 14 millones»

Juan Antonio Morales se apoya en el pretil del puente de la Universidad, en Badajoz. :: casimiro moreno

El candidato de Vox tiene un plan para Extremadura: hacer que deje de ser comunidad autónoma. Y a corto plazo, cerrar organismos como el Instituto de la Mujer y derogar la ley que ampara al colectivo LGTBI

Antonio Tinoco
ANTONIO TINOCO

Juan Antonio Morales tiene el Estado autonómico en el punto de mira. Le imputa que no haya dinero para asuntos como la dependencia. Suprimiría la Asamblea por su coste pero si logra salir diputado no renunciará al sueldo. A pesar de que la encuesta de HOY le otorga dos diputados, vaticina que va a ganar las elecciones o, al menos, ganarle al PP, al que, junto a Ciudadanos, apoyaría como en Andalucía. «Todo para evitar que el PSOE siga arruinando Extremadura». Y ante preguntas que no le gustan hace buen uso de ese manual que muchos políticos tienen aprendido y que se resume en enrarecer el ambiente, la técnica del calamar.

-¿Qué quiere aportar Vox a la Asamblea de Extremadura en el caso de obtener representación?

-Quiere dar voz a asuntos que el resto de partidos no ponen encima de la mesa. Asuntos importantísimos como la cesión de competencias al Estado de Sanidad y Educación.

-Ya que hablamos de competencias de las comunidades autónomas, su partido considera las autonomías «políticamente inmanejables y financieramente insostenibles». ¿Pedirá usted incluso la supresión de la Asamblea de Extremadura?

-Por supuesto.

-¿Le gustaría, entonces, que no existiera la Asamblea?

-No podremos suprimirla de la noche a la mañana, pero la Asamblea nos cuesta 14 millones de euros. El cuerpo legislativo de la Asamblea no resuelve los problemas de los ciudadanos. Se aprueban leyes de cara a la galería. Un ejemplo: hemos aprobado una ley para poner aire acondicionado en los colegios cuando todo el mundo sabe que no hay recursos.

«Si nos ahorráramos el dinero de las autonomías lo habría para atender las necesidades de la gente» Estado autonómico

- Dice que hay que devolver al Estado las competencias de Sanidad y también de Educación. ¿Cree que a Extremadura le ha ido peor con el SES que con el Insalud?

-Es que no tenemos recursos para sostener al SES. ¿Cuántos años lleva anunciándose el Hospital Don Benito-Villanueva sabiendo que no hay dinero salvo para gastarse 20.000 euros en una pancarta que lo anuncia y que la Junta Electoral ordena quitar?

-Pero los recursos vienen del Estado. Es la gestión sobre lo que le pregunto.

-Pero es que no los hay.

-Si no hay recursos tampoco los habría en un Estado centralizado.

-Pero la gestión no tiene sentido si no hay recursos. Lo mejor es devolverlo al Estado. Todo ello sin contar el gasto que genera la propia maquinaria de la Administración autonómica. ¿Sabe cuánto nos cuestan los 17 parlamentos autonómicos? 360 millones de euros. ¿Las televisiones autonómicas? Más de 1.100 millones. Yo le digo que si nos ahorráramos el dinero que nos cuestan las autonomías tendríamos dinero suficiente para atender las necesidades de los ciudadanos.

«Como en Andalucía, pediré los nombres de los que trabajan en torno al Instituto de la Mujer» Atención a víctimas del machismo

-Propone que los padres puedan elegir determinados contenidos en la escuela pública. Eso es una educación 'a la carta'.

-No, es para evitar el sesgo ideológico de determinados contenidos sensibles. Queremos que el padre pueda decir si quiere o no que se le dé a su hijo determinados contenidos, por ejemplo, de sexualidad.

-¿Entonces no está de acuerdo con que en la escuela se expliquen los valores constitucionales de tolerancia, respeto a las minorías... los Derechos Humanos, en definitiva?

-Sí, claro que los defiendo.

-Pero, según dice, si un padre los cuestiona, el sistema educativo tendría que adecuar sus contenidos a lo que ese padre quiere que se le enseñe a su hijo.

-Hablo de determinadas materias. Defiendo un sistema educativo unitario, donde se hable el español, por ejemplo.

-Durante la campaña electoral ha dicho que desmantelará el Instituto de la Mujer o el de la Juventud, a los que califica de 'chiringuitos'. ¿Por qué son chiringuitos?

-Porque no cumplen la función para la que se crearon. Uno nos cuesta once millones. Otro diez.

«Cobraré de la Asamblea mientras no se apruebe que dejemos de cobrar todos. Yo lo propondré» Sueldo de diputado

-El Instituto de la Mujer atiende a las víctimas de la violencia machista.

-Esa atención la puede hacer la consejería correspondiente sin ese organismo. En Andalucía se ha visto y aquí pasa igual: se da mucho dinero a asociaciones que no cumplen esos fines. A eso nos oponemos. También propongo cerrar la Agencia Extremeña de Cooperación y Desarrollo. Tiene un presupuesto de 12 millones de euros y programas de 200.000 para los amigos del PSOE, que presuntamente se encargan de programas como la lucha contra la despoblación en Bolivia. ¿Qué pasa, que aquí no hay despoblación? Yo propongo que todo ese dinero lo destinemos a la dependencia.

-Su partido defiende la utilización de armas para defender el domicilio. ¿Utilizaría usted un arma para defenderse de un intruso?

-Si ese intruso viene a mi casa a atacarme yo utilizaría todos los elementos para defenderme. ¡Claro que tenemos derecho a defendernos. Es nuestra propiedad! Defendería mi propiedad y a mi familia con lo primero que encontrara.

-Extremadura tiene una legislación que en su momento fue pionera sobre las personas LGTBI. Se aprobó en el Gobierno de José Antonio Monago por unanimidad, incluyendo, por tanto, su voto. ¿También suprimiría esa ley?

-Pues sí, porque es otro chiringuito. Eso no quita para que manifieste mi respeto por esas personas. Pero esa ley está permitiendo que se subvencione a asociaciones que no tienen sentido. Hay otras prioridades en Extremadura.

-Esa ley ampara derechos como el tratamiento de cambio de sexo o el acceso a la reproducción asistida de lesbianas... Si suprime esa ley suprime esos derechos.

-Los derechos los tenemos todos los españoles, que somos iguales ante la ley, con independencia del sexo y sin más necesidad. Esa ley se hizo porque Monago quería ser más progresista que los progresistas y así está el PP ahora. Esa ley no tenía sentido.

«La ley LGTBI es otro chiringuito. Permite ayudas a asociaciones que no tienen sentido» Derecho de los homosexuales

-¿Suprimiría también la fiesta de 'los palomos'?

-No. Respeto esa fiesta, está muy arraigada en Badajoz, y respeto que cada uno se exprese como estime oportuno.

-Sus correligionarios andaluces han pedido que se identifique a las personas que trabajan en los servicios de atención a las víctimas de violencia machista. ¿También lo pedirán aquí si tienen oportunidad?

-Sí. Por supuesto. Necesitamos saber qué titulación tienen. Al final en Andalucía se está demostrando el chiringuito que tenía el PSOE montado ahí. Queremos saber cómo se está gastando el dinero.

-¿Es usted franquista?

-Franquista es el padre de Guillermo Fernández Vara.

-Se lo pregunto a usted, que es quien se presenta a las elecciones. Si no lo es, ¿cómo se deja galardonar por la Fundación Francisco Franco?

-La izquierda tiene un problema, y es que se le llena la boca de democracia, pero no le gusta cuando la democracia la hacen otros. El objeto de toda esa polémica viene de que Guadiana del Caudillo, cuando fue independiente de Badajoz, celebró una consulta democrática sobre el nombre. Vinieron medios de comunicación de toda España y vieron que el 60% de los vecinos votaron a favor de mantener el nombre que tenía. Y por defender eso a mí me llaman franquista, cuando lo único que he hecho ha sido defender la voluntad del pueblo.

«Me sentaría a conformar un gobierno con el PP y Cs. Si puedo evitar el gobierno de la izquierda lo haré» Pactos

-¿Si los resultados electorales lo permiten pedirá formar parte de un gobierno con PP y Ciudadanos?

-Creo que vamos a ganar las elecciones y, sobre todo, vamos a ganar al Partido Popular. Las bases del PP no van a votar a Monago, se lo aseguro. Las bases conocen quién se partía el pecho por ellas y quién se ha entregado al Partido Socialista. Yo no tendré inconveniente en sentarme con José Antonio Monago y con Cayetano Polo. No me sentaría nunca con el PSOE, que ha llevado a Extremadura al desastre; y menos con los comunistas de Podemos.

-Si PP y Ciudadanos no quisieran forman un gobierno con Vox, ¿usted facilitaría ese gobierno con su abstención?

-Si con mi voto evito que la izquierda siga arruinando Extremadura lo evitaré.

-¿A cambio de nada?

-Pondremos encima de la mesa elementos de negociación, como se ha hecho en Andalucía. Plantearé un estudio sobre esas competencias de las que hemos hablado y para cuya gestión no hay dinero y si es necesario o no cederlas al Estado. O la supresión de esos organismos que manejan fondos que son necesarios para otras cosas. Eso lo plantearé. Luego que se retrate cada uno.

-Vox es partidario de redefinir el modelo actual de la Unión Europea porque en este se desdibujan las naciones. Ese modelo ha establecido políticas de solidaridad con Extremadura, vía fondos para infraestructuras y, sobre todo, la PAC. Vox propone un modelo que puede poner en peligro una política de la que Extremadura se beneficia.

-No tiene por qué ponerlo. El problema no es la solidaridad, es la financiación. Estamos devolviendo miles de millones porque no tenemos capacidad para poner nuestra parte. De los 5.800 millones del Presupuesto regional de este año, solo hay 100 millones para inversiones en infraestructuras. Además, el HOY ha publicado que solo se habían ejecutado 42. El modelo no falla por Europa, sino por España

-A tenor de los datos de la encuesta de HOY, Vox puede pasar del 10,7% en las elecciones generales al 4,5% en las autonómicas. Parece que su partido se diluye en elecciones no nacionales.

-En Extremadura no se va a diluir. Al contrario. Ganaremos las elecciones y, sobre todo, ganaremos al PP porque la gente de ese partido sabe quién la defiende.

-Es la segunda vez que alude a la eventual pérdida del PP ante Vox. ¿Cómo se lleva con José Antonio Monago y Francisco Javier Fragoso, con los que usted trabajó estrechamente?

-Me llevo muy bien. Nos hemos encontrado en varias ocasiones. Me dejaron de hablar cuando dejé el PP, pero me saludaron todos el 5 de diciembre, tres días después de las elecciones andaluzas para darme la enhorabuena.

-Al principio de la entrevista mencionó que en la Asamblea gastamos 14 millones de euros del Presupuesto, pero usted quiere cobrar de la Asamblea.

-A ver, en igualdad de condiciones mientras no cambien las reglas, yo estaría en inferioridad si no lo hiciera. El que yo lo vaya a cobrar si soy diputado no me impide proponer que lo dejemos de cobrar todos. Si lo propongo y se aprueba lo dejaré de cobrar. Ya me lo quitaron en la anterior legislatura y veremos qué dice al respecto el Tribunal Constitucional, que ha admitido mi demanda.

-Todo eso que dice no impide que usted, ya que considera que el sistema es insostenible, no contribuya en la pequeña parte que le toca a hacerlo más insostenible y deje de cobrar.

- Es lo mismo que cuando nos preguntan por qué nos presentamos a la Asamblea si no creemos en ella. Precisamente para, desde dentro, poner encima de la mesa los elementos que demuestran que no hay recursos para sostenerla

-Pero cobrar es voluntario.

-Sí, es voluntario pero juegan con ventaja los que tienen mayoría. En igualdad de condiciones propondré que el dinero de las autonomías se dedique a los más necesitados. Si se aprueba, allí estaré.

-Usted ha sido parlamentario dos legislaturas, aunque ha participado poco en labores parlamentarias. Está publicado que en esta legislatura solo lo ha hecho en tres plenos, y uno fue el de posesión.

-No es cierto eso. En la anterior legislatura quizás porque yo me dedicaba más al trabajo de los pueblos. Pero en esta legislatura, y desde que dejé el Partido Popular, ahí están los datos. No he parado, cuando me han dejado hablar. Porque me han amordazado. No me dejaban hablar y donde no me dejan hablar no participo de la pantomima.

El perfil

Juan Antonio Morales Álvarez (Badajoz, 1970) empezó pronto en política, integrado en el PP. Con 25 años era alcalde de Lobón, cargo en el que estado hasta 2012, ganando siempre por mayorías absolutas. Titulado en Trabajo Social por el Centro de Santa Ana de Almendralejo, regentó un negocio de hostelería en Lobón. Ha sido secretario provincial del PP hasta que, en julio pasado, abandonó ese partido para ingresar en Vox, conservando, no obstante, su escaño en la Asamblea de Extremadura, que tenía desde 2011. La Fundación Francisco Franco lo galardonó con el título de 'caballero de honor' por defender el nombre de la localidad de Guadiana del Caudillo. La Asamblea lo reprobó por haber aceptado ese premio.