«No habrá mina en los pueblos que no quieran mina. Punto»

«Si soy presidente, convocaré de nuevo el Pacto por el Ferrocarril». :: casimiro moreno

Antonio Tinoco
ANTONIO TINOCO

-¿Usted cree que el actual servicio de transporte sanitario es mejor que el que ofrecía la anterior concesionaria?

-Ese no es el problema. Tenorio hizo una oferta, fundamentalmente económica, mejor que la de la otra empresa. Si soy presidente revisaré el sistema del transporte sanitario. Porque igual no es un problema de empresas, sino de planteamiento. Habría que separar el transporte programado del de urgencias y emergencias, que se puede planificar. El programado, no. Tal vez podamos utilizar otras vías para trasladar a los usuarios. A lo mejor resulta que debe ser el SES el que lo asuma directamente. Estoy abierto a discutir de todo.

-Los alcaldes de los pueblos afectados por la mina de uranio de Cabra Alta se manifiestan y exigen que el proyecto no siga adelante. La mayoría son socialistas. Parece como si no se fiaran de usted.

-No lo creo. Esto es muy sencillo: no habrá mina en los pueblos que no quieran mina. Punto. Todo esto parte de que se desconoce que la legislación nos obliga a dar el permiso para la exploración. Y tenemos que obrar conforme a la ley. porque si no lo hacemos y la empresa va al juez, el juez nos obligará a darle lo que, por ley, tiene derecho. Ya lo hemos vivido: los jueces han concedido parques eólicos que la Junta rechazó. ¿Cuál es la forma más segura de no tener mina?, pues haciendo las cosas legales.

-Unidas por Extremadura plantea una empresa pública para generar y comercializar la energía de las renovables. ¿Coincide?

-No. Todos los esfuerzos de la Administración deben ir encaminados a hacer sostenibles la sanidad y la educación. No podemos sustituir a la iniciativa privada porque vivimos en una economía libre de mercado. Otra cosa es que podamos regular, y ahí entra la legislación sobre energía y clima y de transición ecológica.

-¿No es feo que la Junta se vea obligada a retirar, por orden de la Junta Electoral, un cartel que anuncia que ahí estará el futuro hospital de Don Benito-Villanueva?

-Por supuesto que me parece feo. No lo sabía. Cuando lo supe lo reproché.

-Los partidos de la oposición son muy críticos con el proceder de la Junta en el Pacto por el Ferrocarril. Se quejan de que lo ha manejado exclusivamente en beneficio político del PSOE.

-El Pacto por el Ferrocarril es fruto de una convicción: sacar el ferrocarril del debate político. Gobernando Rajoy el PP estuvo muy cómodo en el pacto porque era un burladero detrás del que esconderse. Recuerdo que cuando fuimos a Madrid no hubo manifestación, sino acto lúdico-festivo, que fue lo que aceptamos. Con todo, coincidiendo con el pacto hubo un momento muy importante: la llegada de Íñigo de la Serna, del PP, a Fomento. Y después la de José Luis Ábalos, del PSOE. Los dos se tomaron en serio el tren extremeño. Ahora se está invirtiendo como nunca. El PP se salió del pacto cuando cambió el gobierno en Madrid y ya no necesitaba del burladero. Si soy presidente volveré a convocar el pacto porque hay que estar ojo avizor de que se ejecuten las inversiones previstas.

-José Antonio Monago dice que el proyecto del parque de ocio de la Siberia no tiene solvencia. ¿Usted cree que la tiene?

-Yo no nunca haría daño a terceros para erosionar al adversario. ¿Qué le han hecho estas personas al señor Monago? El viernes último anunciaron que presentarán el aval en junio. Yo no he dicho que saldrá adelante. Yo lo veo interesante y posible, pero no que me vaya la vida en ello. La empresa ha venido a hacer un proyecto en Europa donde haya grandes lagos. Aquí los tienen. ¿Por qué esa desconfianza? ¿Por qué transmitir la sensación de que aquí no nos va a pasar nada bueno? No lo acabo de entender. Ver al candidato de un partido conservador insultar a las empresas que quieren venir aquí es una anomalía.