De Miguel se compromete a financiar la Ley de Memoria Democrática

Irene de Miguel visitó ayer el campo de concentración de Castuera. :: hoy/
Irene de Miguel visitó ayer el campo de concentración de Castuera. :: hoy

La candidata recordó que aún hay unas 144.000 personas desaparecidas en España y que es el segundo país con más fosas comunes

EUROPA PRESS CASTUERA.

La candidata de Unidas por Extremadura a la Presidencia de la Junta, Irene de Miguel, se comprometió ayer a financiar «adecuadamente la Ley autonómica de Memoria Democrática para que sea útil y eficaz».

Así, De Miguel exigió un compromiso firme de las administraciones públicas con la memoria democrática como vacuna «contra el odio, el autoritarismo y la barbarie».

La cabeza de lista de la coalición y el candidato número dos por Badajoz a la Asamblea, Joaquín Macías, visitaron ayer el campo de concentración de Castuera y el memorial que su asociación levantó en el cementerio de la localidad para homenajear a las 5.000 personas que se calcula fueron represaliadas en este lugar.

Durante el recorrido, De Miguel se comprometió a dotar de financiación «suficiente» la norma, recientemente aprobada en el parlamento extremeño, porque «ninguna ley es efectiva ni útil si no se financia suficientemente».

De Miguel aseguró además que esta ley llega «35 años tarde», pero que a pesar de ello, la memoria democrática es necesaria «para avanzar como sociedad hacia un futuro en el que esté vacunada contra «el odio, el autoritarismo y la barbarie». «Necesitamos una memoria democrática del futuro», dijo.

La candidata recordó que aún hay unas 144.000 personas desaparecidas en España, y que es el segundo país, solo por detrás de Camboya, con más fosas comunes, según recoge la coalición en una nota de prensa.

Además, señaló que Extremadura es uno de los territorios donde «con más dureza se sufrió la represión durante la Guerra Civil y la posguerra», y por ello considera necesario que exista un firme compromiso por parte de las administraciones con la memoria democrática «porque es una cuestión de verdad, justicia, reparación y de derechos humanos».

De Miguel abogó por que nunca más vuelva a repetirse una represión como la franquista, y para ello cree que hay que enseñar a las futuras generaciones «que no se puede avanzar con miedo ni con odio». «Necesitamos vacunarnos contra la barbarie que supuso esta dictadura», sentenció.