El PSOE guarda un tesoro en Alconchel

Vicente Herrera señala el mural lleno de carteles que recopila desde hace 40 años. :: c. m./
Vicente Herrera señala el mural lleno de carteles que recopila desde hace 40 años. :: c. m.

Rocío Romero
ROCÍO ROMEROBadajoz

En la Casa del Pueblo de Alconchel (en el partido judicial de Olivenza, a unos 45 kilómetros de la ciudad de Badajoz) es posible que cambien la televisión de sitio. Está en la esquina superior, cerca de la puerta y en el lado opuesto a la escalera. El aparato es moderno y se apoya sobre una tabla. Sin embargo, casi oculta a la vista del visitante algo que los socialistas quieren hoy tener muy presente, y hasta hace unos días no importante tanto. Es una imagen de Alfredo Pérez Rubalcaba. Su prematura muerte le ha convertido en un símbolo para los suyos.

Por eso la agrupación socialista de Alconchel va a sacarlo a primer plano. Rubalcaba forma parte de un enorme 'collage' que cubre una pared completa. Es un resumen de la historia del PSOE, que es también la historia de España. Y un ejemplo de cómo ha cambiado la iconografía para el partido del puño y la rosa. Al principio era más importante la ideología y por eso no aparecen los candidatos, y después tomaron más peso las personas.

El más antiguo llama a la participación en referéndum para la aprobación de la Constitución. Corría el año 1978 cuando lo pegaron por las calles. Se ve el puño, la rosa y las letras. Ni una cara. Aún no había llegado el momento de poner a Felipe González, ni tampoco a Rodríguez Ibarra, que sale en algunos con gafas de pasta y barba tupida tirando a cana, pero todavía bastante oscura. Ni los de un jovencísimo Fernández Vara, con 12 años menos.

Una de las imágenes que tiene más años refleja al autor del collage. En mangas de camiseta blanca, con gafas y un intenso añil de fondo. Los 70 se acababan cuando se hizo esa composición. El protagonista es Vicente Herrera, que fue alcalde del pueblo durante 20 años y portavoz de la Asamblea durante doce años. Aún se emociona cuando recuerda el primer día que subió a la tribuna y el resto de diputados le miraban en silencio. «Los había con carrera y, cuando hablaban, otros se salían a fumar, y cuando yo subí todos se callaron y me miraron. Yo tuve que dejar el colegio a los 11 años porque mi padre estaba en la cárcel y de repente todo el mundo me miraba en silencio porque yo iba a hablar». Hay orgullo en sus ojos.

Herrera es un histórico del PSOE que iba con Ibarra en coche recorriendo la provincia cuando el partido no tenía estructura. De esos viajes pudo recoger carteles cada vez que iba a algún sitio. «La gente tira las cosas y a mí no me gusta tirar», dice. Los fue pegando en la pared de la agrupación. Algunos han quedado medio tapados por otros más modernos, pero aún se ven. La mayoría corresponde al periodo de entre 1979 y 1984. Como oro en paño, enmarcado y aparte, está el anuncio del mitin de Enrique Tierno Galván con Felipe González, Alfonso Guerra, Gómez Llorente, Luis Yáñez y Mario Soares en el auditorio Ricardo Carapeto de Badajoz en 1978. «Fue la primera vez en Badajoz que hubo una multitud de gente en un mitin», rememora.

Los socialistas compraron un solar medio derruido y fueron levantando su casa poco a poco. Hoy está en el centro del pueblo, que tiene 1.704 vecinos y conserva 40 militantes socialistas. La mayoría se dan de baja porque les parece demasiado los 72 euros de cuota anual. Hay otros 160 simpatizantes que colaboran con la agrupación cuando se necesita.

Alconchel es uno de los muchos municipios extremeños donde solo concurren PP y PSOE a las elecciones del domingo porque los partidos emergentes aún están por llegar. «Cs y Podemos no tienen estructura», explica su alcalde actual, Óscar Díaz, cuya cara también aparece en los carteles.

Hace años parte de la agrupación se escindió y crearon Socialistas por Alconchel, que llegó a gobernar de forma independiente, en 2007, tras superar al PSOE. El domingo no se presentan.

Vicente Herrera vuelve a los carteles. «Este me gusta. Es de las Juventudes Sociales cuando empezaban». Pósteres de congresos extraordinarios, como uno de 1979 en el País Vasco. Otro de Juventudes Socialista con una figura que emula a Marx con un niño en cada rodilla.

Y dibujos de José Ramón Sánchez (Santander, 1936), el histórico artista que realizó los carteles de las primeras elecciones democráticas para el PSOE. Son de estilo naif. En la pared de enfrente, detrás de la barra del bar, hay una composición mayor. Está compuesta a su vez de otros ochos carteles. Sánchez lo diseñó para las vallas de las carreteras y ahora se conserva en esta agrupación. Refleja el pueblo idílico que quería crear el PSOE en aquellos años de democracia recién recuperada. Para los socialistas se trata de un tesoro, y está conservado en Alconchel.