Fallece una mujer en Mérida tras sufrir un infarto al ir a votar

Dos personas escogen papeleta en un colegio electoral en Plasencia./A. Solé
Dos personas escogen papeleta en un colegio electoral en Plasencia. / A. Solé

La mesa de Hoyos (Cáceres) cerró a las 20.30 al empezar la votación con retraso por la falta de un acta de escrutinio

REDACCIÓN

Una mujer de 86 años falleció en la tarde de ayer tras ser ingresada en el Hospital de Mérida al sufrir un infarto cuando iba a ejercer su derecho al voto en la capital autonómica.

El suceso se produjo pasado el mediodía y la fallecida ingresó en estado muy grave en la UCI (Unidad de Cuidados Intensivos) del centro hospitalario.

Cerca de la misma hora se sintió indispuesto el presidente de una mesa electoral en Montijo y tuvo que ser sustituido. El hombre fue trasladado al Hospital Universitario de Badajoz y, en un primer momento, fuentes de la Consejería de Sanidad informaron que se trataba de un ictus. Poco antes de recibir el alta se confirmó que el malestar fue provocado por una lipotimia.

Igualmente, la delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, trasladó a los medios de comunicación que durante la jornada se registraron otros dos incidentes sanitarios, pero de menor gravedad. Un representante de la administración tuvo un ataque de epilepsia, que no revistió consecuencias, y un miembro de mesa dejó su puesto a su suplente por un ataque de lumbalgia.

Más tarde

Dentro de las incidencias propias de la jornada electoral, las urnas de la localidad cacereña de Hoyos se cerraron con media hora de retraso, a las 20.30 horas, ya que las votaciones también se iniciaron más tarde. El presidente de la mesa decidió retrasar la apertura de la misma ante la falta de un acta de escrutinio. Este documento no es «preceptivo» para la constitución de la mesa, según explicó García Seco. Aunque el máximo responsable de la misma prefirió esperar.

Pese a este problema, la Delegación de Gobierno confirmó que los 794 colegios electorales de la región abrieron puntualmente sus puertas en una jornada en la que se juntaron las elecciones municipales, autonómicas y europeas. Las 1.411 mesas se constituyeron «sin grandes incidentes»; la situada de Valencia de las Torres (Badajoz) fue la más madrugadora y la de Collado de la Vera (Cáceres) la última en constituirse.

No supuso tener que retrasar la constitución de las mesas el bloqueo de la puerta de acceso a un local electoral en Hervás (Cáceres). «Probablemente de forma intencionada», tal y como comentó la delegada del Gobierno. Finalmente se pudo abrir antes del inicio de la votación.

En el apartado de curiosidades se pueden incluir las ausencias de varios titulares a su puesto en las mesas.En algún caso, como suele suceder en todas las citas electorales, alguno de los primeros electores que acudieron a votar se vieron obligados a quedarse en las mesas para que los comicios pudieran desarrollarse con normalidad.

Papeletas defectuosas

Sí se produjo una incidencia reseñable en los días previos a las elecciones. Una partida de las papeletas del Partido Socialista para las elecciones europeas sufrieron un corte defectuoso en la imprenta, «que ha supuesto que esa papeleta» no sea idéntica en todos los colegios. Sin embargo, la Junta Electoral determinó que eran válidas, por lo que se usaron con normalidad durante la jornada.

García Seco hizo referencia a las quejas que hubo en algunos colegios porque los interventores y apoderados «llevaban una acreditación colgada del cuello que parecía que era doble, por un lado era interventor y por otro lado era apoderado», lo cual «no está permitido» por parte de la Junta Electoral. Al detectar esta situación, se conminó a los representantes de la administración a que informaran a los presidentes de las mesas. Una vez recibida la información, fueron estos los que tuvieron que instar a los representantes de los partidos a utilizar una única identificación.

Por último, se produjo otro hecho luctuoso relacionado con las elecciones municipales. El marido de Carmen Borrego, candidata de socialista a la Alcaldía en el municipio de Villar del Rey (Badajoz), falleció en las primeras horas del día.

En la localidad cacereña de Robledollano la mesa electoral ha estado formada solo por mujeres.