Cremades & Calvo Sotelo se adapta a la empresa innovadora

Francisco J. Fernández Romero, socio director del despacho de Cremades & Calvo-Sotelo en Sevilla/
Francisco J. Fernández Romero, socio director del despacho de Cremades & Calvo-Sotelo en Sevilla

El bufete se refuerza ante el gran mercado de compra pública innovadora que se abre en Andalucía y se prepara para entrar en nuevos sectores como la ciberseguridad

E. FREIRE

Hace un año que el bufete Cremades & Calvo-Sotelo abrió despacho en Sevilla, para cubrir un mercado que abarca esta provincia junto a las de Córdoba y Huelva y a la comunidad de Extremadura. Desde esta nueva sede dirigida por Francisco J. Fernández Romero como socio director, esta marca jurídica especialista en apoyo empresarial ha centrado su actividad en el asesoramiento para que las compañías y también las administraciones públicas entren en la economía 4.0 con la protección de una solida arquitectura legal. «Nuestro valor como asesores se centra, sobre todo, en compañías tecnológicas, innovadoras y en aquellas que estén en proceso de crecimiento o de consolidación de nuevas líneas de negocio. También ayudamos a planificar, tanto al sector privado como al público, en el proceso de transformación digital», explica Francisco J. Fernández Romero.

Cremades & Calvo-Sotelo tiene un importante número de clientes andaluces en sectores como la minería, la aeronáutica, los servicios sociales (residencias de ancianos y clínicas privadas), la investigación médica, así como en la Junta de Andalucía, diputaciones y ayuntamientos. Cuenta en Sevilla con un equipo multidisciplinar formado por 18 personas, en el que no sólo hay abogados. «Tenemos también ingenieros informáticos y de Telecomunicaciones y economistas.No nos quedamos solo en asesorar en papel, sino que ayudamos a implantar los procesos tecnológicos. Nuestro servicio legal management es una mezcla entre lo jurídico y la consultoría para apoyar la transformación corporativa de las empresas en sus planes de crecimiento y en operaciones de fusión o compraventa de sociedades», detalla el socio director.

DESPACHOS
El bufete Cremades & Calvo-Sotelo abrió hace un año despacho en Sevilla y cuenta también con sedes andaluzas en Málaga, Marbella y Granada. Tiene base en Madrid y presencia en toda España y en el mercado internacional.
EQUIPO
En el despacho sevillano, cuyo socio director es Francisco J. Fernández Romero, trabajan actualmente 18 personas entre abogados, ingenieros de Telecomunicaciones y economistas.

El bufete se ha colocado en primera línea para participar en el gran mercado de compra pública innovadora, que puede ser «la estrella» del sector empresarial andaluz en 2019. La Junta pone en circulación 50 millones de euros para mover este resorte de innovación, en el que plantea necesidades tecnológicas y «compra» al sector privado las soluciones. En este segmento, Cremades & Calvo-Sotelo ha participado en un proyecto del Puerto de Algeciras y en la implantación de códigos de buen cumplimiento en mesas de contratación y en la confección de guías de movilidad sostenible municipales.

Para un futuro inmediato, el despacho legal prepara la entrada en nuevos nichos de negocio: «Nuestros clientes nos piden hacer más cosas. El principal sector que abordaremos es la ciberseguridad y, dentro de servicios relacionados con la colaboración público privada, queremos colaborar en la gestión de proyectos culturales y ayudar a las ciudades a rentabilizar y mantener el patrimonio histórico», avanza Francisco J. Fernández Romero.